¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Contacto y ayuda
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
Lunes a viernes de 9:00 a 21:00, y sábados de 9:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

Qué es el mes de carencia en el seguro del coche

6' mes de carencia seguro
Raquel Herrero
Raquel Herrero
16/01/2024

¿Alguna vez te han hablado del mes de carencia de tu seguro de coche? Tal vez lo has oído mezclado con el mes de gracia y confundes un poco estos conceptos. Y sabes que hay un mes (u otro periodo de tiempo) en que tu seguro funciona de forma un poco diferente, pero no sabes exactamente cómo. La realidad es que el periodo de carencia es una especie de defensa de las compañías para evitar el fraude, pero no te deja desprotegido, ya que no equivale a conducir sin seguro. Sigue leyendo para saber qué te supone el periodo de carencia de tu seguro.

Qué quiere decir mes de carencia en seguros de coche

El mes de carencia del seguro del coche es el tiempo entre que se firma el contrato empiezan a aplicarse y todas las coberturas. Como concepto, el periodo de carencia es más habitual en otros tipos de seguro, como por ejemplo los de salud. Sin embargo, también se aplica al seguro del coche.

La Ley del Contrato del Seguro dice que la póliza entra en vigor en el momento en que se firma y se paga la prima. Sin embargo, esto se aplica únicamente a la cobertura de responsabilidad civil obligatoria. Por tanto, las compañías pueden introducir periodos de carencia para el resto de coberturas diferentes a las obligatorias. De esta forma, las coberturas adicionales al mínimo legal obligatorio pueden no entrar en vigor hasta pasado un periodo prudencial.

Y este periodo prudencial lo decidirá tu aseguradora. Puede ser de una semana, 15 días o hasta un mes de carencia. Habitualmente, dependerá de las condiciones de cada compañía y de la modalidad de seguro que hayas elegido.

Relacionado: Cuáles son las modalidades de seguro de coche

El mes de carencia no es el mes de gracia

“Periodo de carencia” y “periodo de gracia” pueden sonar a conceptos parecidos. Y, en ocasiones, se confunden, porque se usan de forma intercambiable. Pero en realidad son cosas muy diferentes entre sí.  

El bulo estrella sobre el seguro del coche es que, si devuelves el recibo del seguro cuando te lo pasen por el banco, tu compañía se dará por notificada de la baja. Esto, que ya de por sí no es cierto y puede meterte en problemas, empeora cuando se añade el concepto del “mes de gracia”.

Así, la sabiduría popular dice que, si no pagas el seguro, tienes un mes de cobertura adicional (“de gracia”) aunque no hayas pagado la renovación. De esta forma, estarías cubierto si tuvieras un accidente en ese periodo de tiempo.

La realidad es que el “mes de gracia” para seguros de coche sí que existe, pero funciona de forma un poco diferente. En general, las aseguradoras entienden que el cliente pueda tener poco dinero en el banco y no sea posible cobrar la renovación. Por tanto, una vez ha pasado la fecha de renovación, y solo si se ha devuelto el recibo, hacen varios intentos de cobrar el seguro. Si se realiza el pago en cualquier momento dentro de este plazo, la póliza se reactivará sin ningún problema, manteniendo la fecha de efecto original.

Es muy importante tener en cuenta que, mientras el recibo no esté pagado, el seguro no estará activo. Es decir, si tienes un accidente, será como si no tuvieras seguro hasta que pagues la prima. El mes de gracia, pues, es el plazo que se dan las aseguradoras antes de anular el seguro definitivamente, pero no es un regalo de coberturas. Y, como ves, poco tiene que ver con el periodo de carencia.  

¿Por qué tiene mi seguro un periodo de carencia?

El principal motivo para introducir un periodo de carencia es que el asegurado no se aproveche de la cobertura e, inmediatamente después, la anule. Imagina que aseguras tu coche a todo riesgo, das un parte de daños propios y arreglas desperfectos que tenías de antes, e inmediatamente después anulas la póliza, aprovechando uno de los pocos supuestos en los que sería posible. Esto supondría un gran problema para cualquier aseguradora, así que harán lo que puedan para garantizar que ninguno de sus clientes puede hacerlo, ni por disponibilidad de coberturas ni porque les pasen desapercibidos los daños de tu coche.

Por este mismo motivo, las compañías suelen aprovechar el periodo de carencia para peritar los vehículos. Así, si contratas cualquier seguro diferente a un terceros básico, la aseguradora podrá hacerte una póliza a terceros de forma provisional hasta que comprueben el estado del coche. Esta comprobación podrán hacerla de forma presencial, citándote en un taller o enviando a un perito a tu dirección; o de forma telemática, pidiéndote que les envíes unas fotos del estado actual de tu coche. Da igual la opción que usen, una vez comprueben el estado de tu coche, todas las coberturas que tuvieras contratadas entrarán en vigor.

¿Cómo me afecta el periodo de carencia?

Si el periodo de carencia te bloquea provisionalmente algunas coberturas, puedes preguntarte si estás realmente protegido. Sin embargo, la carencia no equivale a no tener seguro. Simplemente hace que algunas coberturas no funcionen durante unos días.

¿Pero cómo funciona esto realmente? Si tienes un accidente durante el periodo de carencia de tu seguro, tu cobertura a terceros funcionará normalmente. Si eres el conductor culpable del siniestro, tu cobertura de responsabilidad civil se hará cargo de los daños sufridos por terceros. Y, si el culpable es otro conductor, será su seguro el que pague el arreglo de tu coche y la asistencia médica que necesites.

La situación será diferente al salirnos de la cobertura de responsabilidad civil básica. Así, si das un parte de daños propios, el periodo de carencia sí te afectará. Por tanto, en el ejemplo anterior del accidente, si tienes seguro a todo riesgo no te cubrirá la reparación de los daños propios, ya que técnicamente todavía no tienes esa cobertura.

Sin embargo, no hay una regla exacta de a qué coberturas les afecta el periodo de carencia y a cuáles no. Deberás leer las condiciones de tu póliza para saber si tu seguro tiene carencia, y durante cuánto tiempo.

Caso especial: riesgos extraordinarios

Además del periodo de carencia que aplique tu seguro, existe otra carencia que se aplica a todas las pólizas de auto. Como ya sabes, en casos de riesgos extraordinarios como inundaciones, terremotos o actos de terrorismo, el Consorcio de Compensación de Seguros será quien te cubra los daños. Con tu póliza, pagas una pequeña cantidad a esta institución, para este tipo de situaciones.

Sin embargo, la ley que regula los Seguros de Riesgos Extraordinarios indica que no se dará cobertura a pólizas cuya fecha de emisión o de efecto sea inferior a siete días a la producción del siniestro. Esta condición, sin embargo, solo se aplica a los casos en que el coche no sea nuevo y no lo tengas asegurado porque hayas dejado “caducar” el seguro anterior sin contratar otro.

Mes de carencia del seguro: Conclusión

El mes de carencia de tu seguro del coche es un método que usan las aseguradoras para protegerse del fraude. Mientras dure, estarás cumpliendo la ley, ya que no dejas de tener seguro, pero tu cobertura será algo limitada.

Comparar seguros es la manera más cómoda, rápida y barata de encontrar el seguro que más se adapte a tus necesidades. A través del comparador de CHECK24 podrás realizar toda esta gestión de forma fácil y cómoda. Aprovecha y revisa el precio de la póliza de tu coche y, ¡empieza a ahorrar!