¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Ayuda y contacto
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
lunes a viernes de 09:00 a 21:00, sábados de 09:00 a 18:00 y domingos de 09:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

Colisión con animales cinegéticos

7' colision-con-animales-cinegeticos
Fecha de publicación: 02/11/2021
Fecha de revisión: 18/04/2024

¿Qué es una colisión con animales cinegéticos?

Uno de los accidentes que pensamos que es menos frecuente de la realidad, es la colisión con animales cinegéticos.

Sucede como todos los accidentes, de improviso, pero además puede suponerte un disgusto doble cuando, además de cruzarse en tu camino un animal y no poder evitar colisionar contra él, tampoco tienes una cobertura adecuada que pueda hacer que tu vehículo quede como si no hubiese pasado nada después de este siniestro.

La realidad es que siempre que hagas un viaje por una zona rural o silvestre, corres riesgo de colisionar con animales sueltos. De hecho, es muy habitual tener amigos o familiares que se han visto en esta situación y haber oído de primera mano la aventura de intentar que el seguro pague este arreglo (pero te adelantamos que será necesaria la cobertura específica).

En cualquier caso, en este artículo respondemos a las siguientes preguntas: ¿Qué animales se consideran animales cinegéticos? ¿Quién es el responsable en caso de atropello? Si por desgracia atropellamos a un animal, ¿Qué hacer en este caso y que no hacer?. Además, desde CHECK24 te aconsejamos para que preventas este tipo de situaciones.

¿Qué animales se consideran animales cinegéticos?

Muflón

Los animales cinegéticos son aquellas especies objeto de caza y pesca que se especifican en el Real Decreto 1095/1989. En este Real Decreto también se regulan sus normas de protección.

Dentro de la normativa se establece una clasificación, que distingue entre animales mamíferos y aves.

Los animales mamíferos van desde los más comunes, como la liebre, el conejo, el zorro, el jabalí o el ciervo; hasta más extraños y difíciles de encontrar como el muflón o el rebeco.

Son muchas más las aves que están incluidas en esta clasificación: La oca, el faisán, el estornino, varias especies de pato o perdiz, son algunas de las que se consideran animal cinegético, que suponen un listado total de 22 aves distintas.

¿Qué hacer en caso de atropello de un animal cinegético?

Los conductores que han visto cómo se cruzaba en su camino un animal cinegético se llevan una experiencia desafortunada por partida doble. Aparte de cuantiosos daños materiales, suelen no saber cómo actuar debido al estado de shock en el que se quedan durante unos instantes.

Por ello desde CHECK24 nos gustaría facilitar una serie de pasos a tener en cuenta si os encontráis en esta situación.

1. Mantén la calma

Si te ves en la situación de haber atropellado un animal cinegético, es muy importante que mantengas la calma y sigas paso a paso los consejos que te mostramos. De esta forma podrás evitar males mayores como otros accidentes y también para que, si tienes la cobertura contratada de animales cinegéticos, tu compañía te cubra el siniestro.

2. Busca un lugar seguro para parar

Si acaba de suceder el atropello, debes dejar el vehículo en un lugar seguro, si es posible, que obstaculice lo menos posible la calzada y poner los 4 intermitentes (warning) para estar bien visibls si se aproximan otros vehículos.

3. Chaleco de seguridad

Ante todo, debemos proteger nuestra propia seguridad y la de nuestro copiloto, por lo que no nos olvidemos del código de circulación. No hay que olvidar que la ley establece que, al bajarnos del vehículo, lo primero que debemos hacer es ponernos el chaleco reflectante para que se nos vea fácilmente en la carretera.

4. Triángulos de señalización

Si entorpecemos la circulación en la vía, por ejemplo porque el choque se ha producido en una curva sin visibilidad, podemos ser objeto de otro accidente. En este caso, los triángulos de señalización nos van a ayudar a que otros vehículos que estén circulando puedan estar preavisados de que algo ha sucedido.

Así que asegúrate de poner los triángulos de manera correcta: unos metros antes de tu vehículo para que los conductores puedan ver con tiempo tu señalización y sea realmente de ayuda. En carreteras de doble sentido, como por ejemplo una nacional, también deberás poner el triángulo al frente del vehículo parado.

5. Es necesario un atestado policial

Es posible que, una vez con el coche parado, te hayas recuperado del shock y estés empezando a pensar en la reparación y en el parte del seguro. Sin embargo, te avisamos que para que la cobertura de animales cinegéticos se aplique necesitas un atestado policial, sin excepciones.

Para que te hagan el atestado, tendrás que avisar a las autoridades. Depende de la comunidad autónoma en la que estés, se encargará un cuerpo u otro, así que ante la duda te recomendamos llamar al 112. Desde el teléfono de emergencias se encargarán de derivar la llamada a la centralita que corresponda, o de avisar del accidente de tu parte.

Una vez informadas las autoridades, solo queda esperar a que lleguen, vean el estado del vehículo y nos hagan las preguntas de rigor.

6. Documenta lo sucedido con imágenes

Para asegurarnos de que, si tenemos contratada la cobertura de animales cinegéticos, el seguro no muestre reticencias al cubrir el siniestro, debemos tener un atestado. Además, si presentas fotos de lo sucedido y los daños del vehículo, tendrás una prueba gráfica que aportar a la compañía aseguradora y en la que apoyar tu testimonio.

Puedes aprovechar el rato que tarde la policía o la guardia civil en llegar para hacer fotos del coche y del animal, siempre con tu chaleco reflectante puesto.

7. No tocar ni mover el animal

Para poder determinar en que circunstancias se produjo el accidente, es mejor no mover ni tocar al animal. En algunos casos, dependiendo del animal atropellado, también debemos tener precaución, puesto que, si todavía está vivo, puede ser peligroso. Si es un jabalí puede embestirte, o si es un corzo nervioso puede darte una coz.

¿Quién es el responsable de la colisión?

Cuando escuchamos la palabra siniestro o accidente a todos se nos cambia la cara y sabemos que tenemos que buscar a un conductor responsable. Sin embargo, si pensamos en la responsabilidad del choque con un animal cinegético nos puede costar hasta tragar saliva, ya que en estos siniestros se ocasionan grandes daños, que suponen grandes gastos, pero es difícil decidir la culpablidad.

En el caso de los accidentes de tráfico causados por un animal cinegético es muy probable que se nos atribuya la responsabilidad, así que debemos estar bien cubiertos ante estas circunstancias ya que estos accidentes son más frecuentes de lo que podría pensarse, y más si transitamos por carreteras entre parajes naturales o cotos de caza.

Existen casos excepcionales en los que se puede reclamar al dueño del coto de caza o al titular de la carretera, por ejemplo, si la presencia de animales sueltos no estaba señalizada de forma correcta. En cualquier caso, generalmente el conductor del vehículo es el responsable del atropello a un animal cinegético. Así se determina en la Ley 6/2014 de 7 de abril, en la que también se indica que el conductor deberá responder por los daños causados a terceras personas o bienes.

Por eso las aseguradoras ofrecen de manera adicional la cobertura de animales cinegéticos. Es muy importante que, si vives en una zona rural o te gustan las actividades al aire libre y circulas por el campo con frecuencia, consideres esta cobertura, ya que puede librarte de muchos malos ratos.

Consejos para prevenir o evitar accidentes con animales cinegéticos

A continuación, te facilitamos una serie de consejos, que te pueden ayudar a la hora de evitar un accidente de este tipo:   

  • La precaución evita muchos atropellos. Ve atento a la carretera, con una velocidad moderada que te permita hacerte con el vehículo y detenerlo en una situación peligrosa, y siempre atento a las señales de tráfico. Todas estas precauciones pueden ayudar a evitar muchos accidentes y suponen una conducción responsable.
  • Evita deslumbrar a los animales para que no se queden parados en la carretera. Para ello cambia a la luz de cruce, si circulas por la noche.
  • Para que los animales no realicen movimientos impredecibles, evita tocar el claxon, así no se asustarán ni reaccionarán de forma impulsiva.
  • Intenta no dar un volantazo. Si ves que te aproximas a un animal, detén el coche de la forma más contralada posible. Si el accidente es inminente, por lo menos reducirás la fuerza del impacto.

Recuerda que si has tenido un accidente de este tipo también puedes hacer algo por el animal si no ha fallecido: Llama a un veterinario que pueda ayudarle.

¿Cómo estar bien protegido?

Si quieres estar protegido en este tipo de situaciones, debes asegurarte de que tu póliza de seguro las contempla y cubre los daños por colisión con animales cinegéticos. Si no es así, en CHECK24 podemos ayudarte a estar bien cubierto con tu seguro de coche. Ponte en contacto con nosotros y un experto en seguros te facilitará asesoramiento.

También puedes consultar nuestro post ¿Cuándo cambiar de seguro de coche? para que puedas tener mas ideas sobre que momento es el adecuado para cambiar de seguro y como hacerlo con garantías de éxito.