¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Contacto y ayuda
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
Lunes a viernes de 9:00 a 21:00, y sábados de 9:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

¿Qué es un vehículo de sustitución?

8'
Olga Fernández
Olga Fernández
16/01/2024

A medida que pasa el tiempo, los seguros de coche se van adaptando cada vez más a las necesidades de los conductores. Hay una gran cantidad de coberturas que las compañías ofrecen para proteger tanto al vehículo como a sus ocupantes. ¿Pero qué ocurre si el coche sufre una avería, un accidente o lo roban? ¿Existe alguna cobertura para todo eso?

Como te puedes imaginar, aunque no sepas a qué cobertura nos referimos, las aseguradoras también han pensado en este supuesto. A continuación, vamos a hablar de lo que es un vehículo de sustitución, cuáles son sus beneficios y en qué circunstancias tendrás derecho a él.

¿Qué es un vehículo de sustitución?

Esta cobertura suele ser opcional, y se encarga de que el asegurado disponga de un coche de alquiler mientras el suyo está en el taller reparándose o, en su defecto, si ha sido robado. La compañía puede facilitar un vehículo al asegurado directamente o hacerse cargo del importe que suponga alquilar uno.

De esta manera el tomador recibe un coche prestado por parte de la aseguradora. Esta también se puede encargar de reintegrar los gastos de alquilar uno. En otros casos, también puede pagar el coste de trasladarse con otros medios de transporte, hasta una cantidad máxima diaria.

Además de todo esto, la cobertura de vehículo de sustitución se encarga de trasladar al asegurado al lugar de recogida del coche que se presta.

Condiciones de la cobertura

Es importante revisar las condiciones generales y particulares de cada póliza. En cada una de ellas, se puede ver los marcos de aplicación y requisitos. Esto quiere decir que las circunstancias, el tiempo del que se dispondrá de este vehículo de sustitución y las características que dicho vehículo tengan, aparecerán en esos documentos.

La mayoría de los casos establece un máximo de siniestros durante la anualidad en los que se puede disfrutar de esta cobertura. Esto quiere decir que la aseguradora nos dará un número máximo de veces que podremos usar el coche de sustitución a lo largo de un año, aunque cumplamos con los requisitos para ello más veces.

¿Cuándo se tiene derecho a un vehículo de sustitución?

Como ocurre con todas las coberturas, estas ponen sus condiciones para acceder a las garantías contratadas. Así, en la gran mayoría de aseguradoras, esta cobertura no se puede disfrutar en caso de que el vehículo se encuentre en el taller por mantenimiento, avería o una revisión rutinaria.

Otras compañías no prestan esta cobertura si el coche asegurado es declarado culpable del siniestro, mientras que en algunas ocasiones exigen tener más de 21 años de edad y un año de carné de conducir para poder usar el vehículo de sustitución.

Para esto no hay una norma establecida para el global de las aseguradoras. Cada una aplica lp que mejor se adapte a ellos y sus asegurados. Sólo hay una “generalidad”, y es que el coche debe estar en el taller por un siniestro inocente, y que la cobertura esté contratada antes de dar el parte.

¿Cuánto tiempo se puede disfrutar de la cobertura de coche de sustitución?

Como indicábamos en el punto anterior, cada aseguradora determina las limitaciones del vehículo de sustitución. En este caso, la mayoría establece un límite de tiempo por el que se prestará el coche.

En muchas ocasiones, esta cobertura suele ampliarse:

  • A 30 días cuando su uso se debe a un robo.
  • De 10 a 15 días en caso de siniestro
  • Entre 3 y 5 días si se trata de una avería, aunque esto se determina según el tiempo que pueda tardar la reparación.

Este límite de tiempo lo establece cada compañía, pero siempre se debe devolver si el coche propio es reparado antes de que pasen los días que da la cobertura. Con esto nos referimos a que, si hemos tenido un accidente y nos dan la cobertura por diez días, pero nuestro coche lo reparan en cinco, se ha de devolver el vehículo de sustitución en ese momento. Funciona de esta forma puesto que no hay motivos para usar este servicio los días que restan.

En el caso de algunas aseguradoras no se establece límite de tiempo, sino de kilometraje. Es decir, la distancia que recorrerás diariamente sería limitada. Como ejemplo de esto, podríamos encontrarnos que sólo se puede recorrer 100 kilómetros al día con el vehículo de sustitución.

¿Y si la reparación durara más tiempo? En estos casos, podemos solicitar a la compañía la extensión de la cobertura a unos días. Sin embargo, lo más común es que el asegurado tenga que pagar si desea seguir usando el vehículo alternativo.

¿En qué momento se puede disponer del vehículo de sustitución?

Muchos pensaríamos que el derecho a esta cobertura comienza desde el momento en que nuestro coche ingresa en el taller. Sin embargo, esto no es correcto ya que las aseguradoras no suelen disponer esta cobertura de manera inmediata.

El periodo por el cual se activa la garantía de vehículo de sustitución, al final, no sólo depende del motivo por el que el coche se encuentre en el taller (avería, robo o accidente) sino de la peritación y conformidad de la reparación.  

En varios casos, el proceso lleva algún tiempo ya que primero, el taller debe poner al vehículo en la lista de reparaciones, evaluar los daños e informar y negociar con la aseguradora el presupuesto de reparación.

Además, el asegurado debe de estar de acuerdo con el presupuesto final y, conforme a eso, se dará orden de reparación. Hasta que no ocurra todo esto no se podrá hacer uso de la cobertura o bien de la indemnización.

En caso de robo, dependiendo de la compañía, se debe esperar unas 24 o 72 horas después de la denuncia de la desaparición del vehículo.

También es importante señalar que, si se llega a la consideración de que el coche está siniestro total, la mayoría de las aseguradoras no concederán la cobertura de sustitución, sino que se procederá a indemnizar al cliente con el valor del vehículo que estipule la compañía en ese momento.

¿Qué tipo de coche se facilita?

Las características específicas del coche de sustitución estarán estipuladas en la póliza y sus condiciones generales. Normalmente, la aseguradora facilita un vehículo de características similares al propio y, por lo tanto, de la misma categoría.

Las categorías que existen son:

  • Grupo B: coches urbanos, turismos de cinco plazas para ciudad.
  • Grupo C: sedanes, monovolúmenes, todoterrenos e incluso SUV.
  • Grupo D: vehículos de 9 plazas, furgonetas, vehículos intermedios.

Esta cobertura también depende de la disponibilidad de coches que tenga la empresa de alquiler con la que trabaje tu aseguradora.

¿Qué ocurre en caso de indemnización?

Como indicábamos, el tipo de vehículo que la compañía preste al asegurado dependerá de lo que la empresa de alquiler tenga disponible en ese momento. Si por alguna circunstancia no se pudiera facilitar un coche de sustitución, la aseguradora indemnizará al cliente con una cantidad fija diaria. Esto se hará durante el tiempo que no se pueda disponer de esta cobertura.

Algunas compañías permiten al asegurado escoger entre el vehículo alternativo o recibir una cantidad fija de dinero que se iguale a los días en los que el coche propio está en el taller.

Es muy importante señalar que esta cobertura impide al usuario disfrutar de otras que puedan solaparse. En este caso, hablamos de otra cobertura como puede ser la de indemnización por inmovilización del vehículo. El asegurado deberá escoger entre recibir un coche de manera temporal o una compensación económica.

De nuevo recordamos que cada compañía tiene sus propias condiciones generales y particulares. Se debe revisar con detenimiento para conocer lo específico de cada situación.

¿Para qué tipo de conductores está recomendado?

Esta cobertura es recomendable para aquellas personas que necesiten de manera imprescindible un vehículo para desplazarse diariamente. No es una cobertura que conlleve un gran coste y, en algunas ocasiones, ya viene incluida en las modalidades de terceros ampliado en adelante.

Si el asegurado no usa el vehículo a diario o dispone de otro, o alternativas para moverse como transporte público, esta cobertura puede no ser de mucha utilidad. En este caso se podría valorar si escoger la indemnización.

En resumen, está aconsejada para personas profesionales de la carretera, que no dispongan de otro coche en casa, o cuyo transporte público no pueda acceder al destino deseado.

¿Cómo saber si el seguro incluye vehículo de sustitución?

Si quieres revisar qué compañías incluyen la cobertura del vehículo de sustitución, te mostramos como hacerlo de manera rápida y sencilla a través nuestro comparador.

Cuando hayas introducido todos los datos del vehículo, tomador y conductor, podrás visualizar los resultados que te ofrece nuestra página web. ¿De qué manera se puede ver si incluye la cobertura?

Primero, debemos aplicar los filtros correspondientes para que el comparador muestre sólo las compañías que incluyen vehículo de sustitución.

Filtros de modalidades

Una vez hecho esto, se te mostrarán las aseguradoras que cumplan el filtro que has aplicado. También se puede identificar a través de los distintos carteles que hay en cada resultado de cada compañía.

Ejemplo de tarifa con etiqueta de «Vehículo de sustitución»

Otra manera de poder ver rápidamente si el vehículo de sustitución está incluido es a través de los detalles, donde mostramos más de 90 características de cada tarifa. Pincha en ellos y se abrirá un desplegable de las principales coberturas. Si seleccionas «otras coberturas», podrás ver con un símbolo identificativo si está incluido o excluido.

Detalles de la tarifa

Así que ya lo sabes, si quieres las compañías que incluyen vehículo de sustitución y al mejor precio, ¡empieza a ahorrar en nuestro comparador! Además, te damos 3 trucos sobre cómo conseguir las mejores ofertas para tu seguro de coche.