¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Ayuda y contacto
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
lunes a viernes de 09:00 a 21:00, sábados de 09:00 a 18:00 y domingos de 09:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

Exclusiones en el seguro obligatorio para vehículos

8' exclusiones seguro obligatorio de vehículos 300x300
Fecha de publicación: 12/09/2022
Fecha de revisión: 18/04/2024

No queremos asustarte, ¿pero sabías que, incluso con un seguro de coche contratado y en vigor, este puede no cubrirte? Aunque estés al corriente en el pago, hayas notificado todos los cambios en el riesgo y, en general, hayas cumplido tu parte, tu aseguradora puede limitar las coberturas de tu seguro en determinados casos. La perspectiva da un poco de miedo, pero te adelantamos que no deberían ser circunstancias comunes, y que pueden evitarse en la mayoría de casos. Sigue leyendo para conocer cuáles suelen ser las exclusiones en el seguro obligatorio para vehículos y, en general, los límites de tu seguro, para que puedas esquivarlos y tener cobertura en todos los casos.

Qué son las exclusiones del seguro obligatorio para vehículos

Las exclusiones del seguro obligatorio para vehículos son una serie de circunstancias y características, ya sea del vehículo o del conductor, en las que el seguro no dará cobertura. En los casos previstos tanto por la ley como en la póliza del seguro, tu seguro podrá no cubrirte, de forma que en la práctica será como si no tuvieras seguro.

Dentro de las exclusiones del seguro obligatorio para vehículos, existen dos grandes grupos: las exclusiones que establece la ley, y las que pueden fijar las compañías en las condiciones de la póliza.

Exclusiones en el seguro obligatorio establecidas por ley

Ya que solo la responsabilidad civil es obligatoria por ley, solo las exclusiones al seguro mínimo obligatorio forman parte de la normativa. Los casos en los que la responsabilidad civil obligatoria no estará cubierta pueden consultarse en el artículo 5 del Real Decreto 8/2004, pero en resumen son:

  • La cobertura de responsabilidad civil no cubre en ningún caso las lesiones ni el fallecimiento del conductor del vehículo causante del accidente. Tampoco la reparación del coche del asegurado ni ninguna de sus posesiones. Esta limitación es la más conocida de la responsabilidad civil obligatoria: el seguro mínimo solo cubre a terceros en caso de que el asegurado provoque un accidente.
  • Tampoco cubrirá posesiones del tomador, asegurado, propietario ni el conductor, ni los del cónyuge de cualquiera de estos, ni parientes hasta tercer grado de consanguinidad.
  • Por último, el seguro tampoco cubrirá ni daños personales ni materiales si roban el coche y tienen un accidente con él.

Exclusiones establecidas por las pólizas

Además de las limitaciones a la ley, las aseguradoras pueden añadir exclusiones en sus condiciones. La limitación para conductores noveles es una de las exclusiones más conocidas y que suele formar parte de las condiciones de todas las aseguradoras.

Con esto no nos referimos a los límites de cada cobertura. La indemnización máxima que ofrece cada aseguradora por coberturas , o que el desgaste de los neumáticos por el uso no esté cubierto, por ejemplo, forma parte de la oferta de cada aseguradora. En su lugar, las exclusiones hacen que la cobertura deje de aplicarse en casos concretos, o que se reduzca porcentualmente.

Ya que las exclusiones son propias de cada compañía, pueden excluir tantas circunstancias como ellos consideren. Sin embargo, hay una serie de exclusiones comunes que encontrarás en cualquier compañía aseguradora, y que veremos a continuación.

Exclusiones del seguro obligatorio: cuándo no te cubre el seguro de coche

Conducir bajo la influencia de sustancias como alcohol, drogas o cualquier estupefaciente

Ninguna aseguradora te dará cobertura si tienes un accidente bajo los efectos de alguna sustancia, como alcohol o drogas. Tras haber tomado cualquier estupefaciente, te encontrarás con tus capacidades alteradas y, según las autoridades, sin capacidad de reacción suficiente para manejar un vehículo de varias toneladas.

Daños producidos a posta, excepto cuando es por necesidad

Excluir los daños producidos de forma intencionada es la principal forma que tienen las aseguradoras de protegerse de los fraudes más graves. Así, si agravas los daños que ha sufrido el coche en un accidente para hacer que el arreglo sea más completo, tu seguro podrá investigar la situación y negarte la cobertura cuando descubran la realidad. Ten en cuenta que, por cada siniestro, las compañías envían peritos para comprobar el estado en que han quedado los vehículos, y evaluar las reparaciones necesarias.

Esta excepción tiene una excepción, que son los daños hechos de forma intencionada, pero por necesidad. Por ejemplo, si te salieras de la carretera mientras conduces por un puente y cayeras a un embalse. Si, para salir, rompes la ventanilla, este se entendería un daño hecho por necesidad para sobrevivir al accidente, así que es un daño necesario, y el seguro lo cubrirá igualmente.

Darte a la fuga tras un accidente

Si, tras causar un accidente, te marcharas sin pararte a comprobar si otros implicados están bien, estarías cometiendo un delito de omisión de socorro. E, igual que el resto de infracciones de la ley que estamos viendo aquí, no estarás cubierto por el seguro.

Independientemente de la gravedad del siniestro, siempre es recomendable parar. Esto te permitirá comprobar que los implicados están bien, y rellenar los papeles del seguro para dar un parte. Y, si es el otro implicado quien se da a la fuga, intenta quedarte con su matrícula o el modelo de coche para poder identificarlo.

Hacer carreras

Las carreras con vehículos especiales realizadas en circuitos habilitados para ello cuentan con seguros específicos para las empresas que las organizan. Una carrera que hagas con tus amigos para probar vuestros coches nuevos no solo no tiene un seguro específico, sino que tu seguro de coche normal no te cubrirá si tenéis un accidente haciendo carreras.

Conducir sin carnet

Para poder conducir, hay que haber pasado un examen teórico y uno práctico que sirven para demostrar que sabes manejarte con un vehículo. Se entiende que quien no haya pasado estas pruebas y no haya obtenido el carnet de conducir, no estará capacitado para conducir en la vía pública

Así, esta exclusión se aplica, sobre todo, a dos situaciones: tenemos, por un lado, a conductores infractores a los que les han retirado el carnet, pero que siguen conduciendo. Por otro lado, están quienes nunca se han presentado al examen de conducir, pero en el momento del accidente se encuentran al volante, tal vez porque estaban dando una clase extraoficial, o porque conducen regularmente

En ambos casos, la aseguradora les excluirá de las coberturas. Y, además, podrán ser sancionados con multas económicas, penas de cárcel, e inhabilitación para sacarse el carnet.

Si sufres un accidente en vías no aptas

Las aseguradoras también limitan o directamente excluyen las coberturas al conducir por vías no aptas y recintos privados. Esto incluye tanto caminos no incluidos en la Red de Carreteras del Estado, como recintos privados como naves industriales, puertos y aeropuertos.

Trasportar más pasajeros de los permitidos, o superar la masa máxima autorizada del vehículo

El clásico del siglo pasado de meter a toda la familia extendida en un coche de cinco plazas es algo poco recomendable de repetir en la actualidad. Además de ser muy poco seguro para los pasajeros, si tienes un siniestro, por leve que sea, tu compañía no te cubrirá.

Lo mismo ocurre si te pasas con el equipaje para tus próximas vacaciones. Exceder la masa máxima autorizada del vehículo es otro de los casos en los que tu seguro no te cubrirá en caso de siniestro. Las aseguradoras funcionan así porque no estás respetando las limitaciones físicas de tu coche, y puede no funcionar correctamente.

En general, cualquier carga que exceda las indicadas en la ficha técnica del vehículo, ya sea por carga o por pasajeros, se encuentra entre las exclusiones del seguro obligatorio para vehículos.

Circular sin ITV

Si dejas pasar la fecha de caducidad de la ITV, no solo la policía puede ponerte inconvenientes. Las aseguradoras consideran que un vehículo sin la Inspección técnica en vigor puede no estar en condiciones para circular. En estas circunstancias, tu vehículo no habrá pasado por el proceso obligatorio para comprobar que, efectivamente, está bien conservado y no tendrás fallos que acaben en accidente.

¿Qué pasa si tengo un accidente en alguna de estas circunstancias?

Tras ver estas exclusiones en el seguro obligatorio para vehículos, te imaginarás que, si tienes un accidente en cualquiera de estas circunstancias, tendrás que ir al taller de los otros implicados con la tarjeta bancaria por delante. Sin embargo, las exclusiones no funcionan exactamente así.

Con la ley en la mano, las aseguradoras no pueden negarse a pagar ni las indemnizaciones ni las reparaciones necesarias tras un accidente, aunque dependan de una cobertura en exclusión. Es decir, que aunque las circunstancias en que has tenido el accidente estén excluidas por las condiciones de tu póliza, el seguro pagará los arreglos y las indemnizaciones.

Lo que tu aseguradora sí que podrá hacer será reclamarte las cantidades una vez pagadas las indemnizaciones, según el artículo 10 de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor.

Las compañías aseguradoras tienen un plazo de un año para reclamar estas cantidades a los conductores que, por sus características o por sus circunstancias, no estuvieran cubiertas.

Conclusión

Ya conoces cuáles son las principales exclusiones en el seguro obligatorio de vehículos. O, lo que es lo mismo, cuándo no te cubrirá el seguro, bajo ningún concepto. Como hemos visto al principio de este artículo, la mayor parte de circunstancias pueden evitarse siempre y cuando cumplas la ley cuando conduces. No coger el coche después de tomar unas cañas, respetar el peso y las plazas de tu coche, o pararte a ver si hay heridos si tienes el más pequeño choque son pequeñas cosas que pueden evitarte alguna multa, pero también un disgusto con tu seguro.

Y, como siempre, en el comparador de seguros de CHECK24 tienes las mejores tarifas para asegurar tu coche. ¡Compara entre más de 300 tarifas de las principales aseguradoras y empieza a ahorrar en tu seguro!