¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Ayuda y contacto
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
lunes a viernes de 09:00 a 21:00, sábados de 09:00 a 18:00 y domingos de 09:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

Cobertura de accidentes del conductor en el seguro del coche

7' cobertura de accidentes del conductor
Fecha de publicación: 19/05/2022
Fecha de revisión: 18/04/2024

Al contratar un seguro de coche obtenemos la tranquilidad de saber que, en caso de siniestro, los gastos que suponga estarán cubiertos si somos culpables. Nuestro seguro de responsabilidad civil se hará cargo de la reparación del resto de vehículos accidentados, de la asistencia sanitaria de las personas implicadas y de cualquier otro arreglo que sea necesario. Sin embargo, algo que no solemos considerar al pensar en qué pasaría si sufriéramos un accidente de coche son las secuelas físicas que puede producirnos a nosotros mismos. Y, si bien el coste económico de una situación como esta debe tenerse en cuenta, en ningún caso debemos dejar de lado nuestra propia salud e integridad física.

Por suerte, las aseguradoras también tienen esta cuestión en cuenta, y por ello incluyen la cobertura de accidentes del conductor en la gran mayoría de modalidades de seguro. A continuación, repasamos qué incluye este seguro tan esencial y cómo nos beneficia.

Qué es la cobertura de accidentes del conductor

La cobertura de accidentes del conductor, o seguro del conductor, garantiza que el conductor asegurado recibirá una compensación económica si sufre daños físicos que deban ser tratados, así como en caso de invalidez o fallecimiento. Hoy en día, esta cobertura está incluida en la mayor parte de seguros de coche independientemente de la modalidad, debido a la importancia que tiene.

Qué es la cobertura de accidentes del conductor

La duda inicial acerca de esta cobertura es si nos cubrirá si resultamos culpables en el accidente. Pero, de hecho, es precisamente en los casos en los que somos parte culpable cuando la cobertura de accidentes del conductor entrará en funcionamiento, puesto que nuestra asistencia sanitaria es precisamente lo que no quedaría cubierto por un seguro de responsabilidad civil básico.

Para ponernos en situación: Imagina que has sufrido un accidente en un cruce sin visibilidad en una carretera nacional. Un testigo, al ver el choque tan aparatoso, ha llamado a la policía y estos han declarado que el culpable del choque has sido tú, porque no tenías prioridad. Después del shock inicial por el accidente, al oír el contenido del atestado te llenas de preocupación. De forma inmediata y para no pensar en lo ocurrido, tu cabeza va a que te subirá el precio del seguro. Pero, cuando vas calmando los nervios, te das cuenta de que sientes dolor, y tus preocupaciones van a un lugar completamente diferente, porque te han contado que la sanidad pública no cubre los accidentes de tráfico.

Sin embargo, cuando llegue la ambulancia te atenderán sin ningún problema a ti y a tu acompañante, al igual que ocurrirá en el hospital. Aunque en tu cabeza se reproduce alguna película que has visto, en la que el protagonista no puede hacerse cargo de las facturas del médico, eso no te ocurre a ti. Eso es porque estás cubierto por el seguro de accidentes del conductor.

Así, vemos que el seguro de accidentes se hará cargo de la asistencia sanitaria y posterior rehabilitación que recibas tras sufrir un accidente. También pagará una indemnización, a ti o a otro beneficiario, en caso de que el daño sufrido sea grave y tenga consecuencias permanentes.

Seguro de accidentes si doy el parte sin culpa

En caso de que no seamos culpables del accidente, se nos considerará terceros en el siniestro. En este caso, la cobertura de accidentes del conductor no se aplicará, ya que estamos cubiertos por la cobertura de responsabilidad civil. Recordamos que el seguro de responsabilidad civil es de suscripción obligatoria, y se hará cargo de los daños sufridos por todos los implicados en un accidente, excepto el conductor culpable.

¿Y mis acompañantes?

Si sufres un accidente, los pasajeros del coche culpable estarán cubiertos por el seguro de responsabilidad civil, ya que en este caso se les considera “terceros”. Sin embargo, puede haber una excepción a esto: en muchos casos el seguro de responsabilidad civil no cubre a familiares del culpable hasta tercer grado de consanguinidad. Las aseguradoras tienen esta política para evitar el fraude. Pero, de la misma forma, también en muchas ocasiones la cobertura de accidentes del conductor incluye también a cónyuges y familiares directos.

Por este motivo, debes revisar en las condiciones de tu seguro y en todas las condiciones particulares si también están cubiertos familiares, cónyuge y cualquier otra persona que pueda verse excluida, como por ejemplo otras figuras de la póliza.

Excepciones

Como es habitual, esta cobertura tiene una serie de excepciones. Entre ellas:

  • Si tienes un accidente a posta, porque quieras cobrar las indemnizaciones de tu seguro o porque quieras deshacerte de tu coche. Tu aseguradora mandará a un perito para confirmar que, efectivamente, estás intentando cometer fraude. No solo no te pagarán indemnización, sino que puedes tener problemas legales.
  • En caso de coche robado. Si te roban el coche y el ladrón se choca en la huida, él no estará cubierto por el seguro de accidentes y no recibirá una indemnización de tu seguro.
  • Si estás cometiendo ilegalidades. Obviamente si conduces sin carnet (porque todavía no te lo has sacado o porque te lo han quitado después de muchas multas), pero también si se te ha pasado la fecha de la ITV o has tomado alcohol o drogas y no estabas en condiciones para conducir.

Qué incluye la cobertura de accidentes del conductor

Ya hemos visto de forma resumida qué incluye la cobertura de accidentes del conductor. A continuación, vamos a verlas con más detalle.

Asistencia sanitaria

La aseguradora se hará cargo de los gastos médicos necesarios para tu recuperación. Esto incluye los días de hospitalización, las pruebas, los tratamientos, las cirugías, los medicamentos y los traslados al hospital y entre instituciones médicas. En algunos casos también cubrirá prótesis y elementos externos. Habitualmente no hay una cantidad máxima para esta asistencia, pero la aseguradora puede establecer un límite temporal.

También pueden aparecer condiciones, como asistencia solo en centros concertados por la aseguradora, o ventajas en caso de acudir a estos.

Indemnización por invalidez permanente

Si la recuperación completa resulta imposible, la cobertura de accidente del conductor también pagará una indemnización por invalidez. La cantidad recibida deberá estar fijada en la póliza, aunque es habitual que las aseguradoras establezcan un baremo en función del grado de discapacidad. De esta forma, para una invalidez parcial, el beneficiario recibirá un porcentaje de la posible indemnización máxima.

Así, si revisas las condiciones de tu seguro verás el baremo para esta indemnización, que detalla incluso qué porcentaje te corresponde si pierdes una oreja o un dedo del pie.

Indemnización por fallecimiento

Cuando la gravedad del accidente supone el fallecimiento del conductor, o cualquiera de las personas cubiertas por el seguro de accidentes, el beneficiario indicado en el contrato del seguro recibirá una indemnización económica.

Al igual que el resto de indemnizaciones, las cuantías a recibir deben estar indicadas en las condiciones del seguro.

Otras coberturas

Dependiendo de la compañía y de las condiciones que nos ofrezca, el seguro de accidentes del conductor puede incluir otras garantías. Entre las posibilidades más habituales encontramos:

  • Indemnización por invalidez temporal durante el periodo que dure esta.
  • Cantidades dedicadas a adaptar nuestro vehículo y nuestra vivienda en caso de discapacidad producida por el accidente.
  • Cuantías destinadas a pagar un asistente personal, si tras el accidente perdemos la capacidad de hacer ciertas tareas por uno mismo.
  • Indemnización adicional para los hijos del asegurado, en caso de que tanto este como su cónyuge fallezcan en el mismo accidente de coche y uno de ellos fuera al volante.
  • Habitualmente el seguro de accidentes del conductor va asociado a coberturas de defensa jurídica y ante pérdida de carnet.

Conclusión

Así, vemos cómo de esencial resulta la cobertura de accidentes del conductor. En caso de accidente de tráfico grave, la asistencia médica y posterior rehabilitación pueden resultar costosas y prolongadas en el tiempo. Por tanto, esta cobertura debería encontrarse entre nuestras indispensables al comparar y contratar un nuevo seguro. Además, debemos revisar al detalle qué incluye y qué cantidades nos garantiza.

Para comparar el seguro de accidentes del conductor entre aseguradoras, y cualquier otra cobertura, el comparador de CHECK24 permite filtrar los resultados de la comparación en función de sus coberturas incluidas. Además, con la función de mostrar solo diferencias, permite ver al detalle qué varía entre una y otra aseguradora y no llevarnos sorpresas una vez hemos contratado.

Comparar seguros es la manera más cómoda, rápida y barata de encontrar el seguro que más se adapte a tus necesidades. A través del comparador de CHECK24 podrás realizar toda esta gestión de forma fácil y cómoda. Aprovecha y revisa el precio de la póliza de tu coche y, ¡empieza a ahorrar!