¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Contacto y ayuda
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
Lunes a viernes de 9:00 a 21:00, y sábados de 9:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

¿Puede mi hijo conducir mi coche con mi seguro? ¡No te arriesgues!

9' puede mi hijo conducir mi coche con mi seguro 300x300
Raquel Herrero
05/10/2023

Sacarse el carnet de conducir es un rito de paso de la vida moderna. Seguro que tu hijo o hija esperaba este momento con ilusión, y ahora que ya tiene su permiso de conducir celebra su recién ganada libertad. Sin tener que esperar al autobús ni depender de los padres, para el nuevo conductor son todo ventajas. Sin embargo, cuando llega este momento a todos los padres y madres les asalta una preocupación: ¿Puede mi hijo conducir mi coche con mi seguro? ¿Tengo que incluir a mi hijo en el seguro para que esté cubierto?

Seguramente te hayan contado auténticas historias de terror sobre conductores novatos que se han visto sin cobertura del seguro tras accidentes graves por no hacer este pequeño trámite. Y, por supuesto, no quieres que esta sea tu situación, ni por tu hijo ni por el desembolso que supondría. Así que en CHECK24, para ayudarte, te contamos si tienes que incluir a tu hijo en la póliza del seguro para que esté cubierto, y cómo puedes hacerlo.

Por el principio: entiende cómo funciona la cobertura de tu seguro

Antes de resolver esta cuestión acerca de si tu hijo puede conducir tu coche y estar cubierto por el seguro, queremos dar un paso atrás. Saber cómo piensan las aseguradoras a la hora de evaluar a sus potenciales clientes te puede ayudar no solo a resolver esta duda, sino a ahorrar en tu seguro en el futuro.  

Lo primero que debes saber es que los seguros funcionan basándose en el riesgo. Como ya te habrás dado cuenta, cuanto más probable sea que sufras un accidente, más caro resultará tu seguro. Ya que las aseguradoras se hacen cargo de los gastos que las personas que conducen el coche generan al sufrir accidentes, obviamente premiarán a los conductores que tengan menos siniestros, ya que serán en los que tengan que gastar menos y, por extensión, los que le resulten más rentables. Precisamente por este motivo te piden declarar a los conductores ocasionales, de forma que el seguro sea nominal.

Así, si eres una persona de mediana edad con pareja estable e hijos que usas el coche para ir el fin de semana a dar un paseo por la ciudad, tendrás un perfil de poco riesgo. Sin embargo, si te acabas de sacar el carnet y conduces el primer coche que se compró tu padre y que ya no usa para ir a clase y para salir de fiesta los fines de semana, tu perfil es completamente diferente (y te adelantamos que con mucho más riesgo para las aseguradoras).

Así, la compañía con la que quieras asegurar tu coche estudiará diversos factores a la hora de calcular el riesgo que supone tu perfil. En función de las conclusiones a las que llegan decidirán, en primer lugar, si te aseguran o no. A continuación establecerán un precio para ti y para tu vehículo. De todo lo que tienen en cuenta las aseguradoras, la edad y la antigüedad de carnet son cuestiones fundamentales, y los conductores más jóvenes son los que tienen peor resultado en la ecuación.  

Entonces, ¿puede mi hijo conducir mi coche con mi seguro?

Es fácil pensar cómo llegan las aseguradoras a la conclusión de que los conductores noveles tienen mayor riesgo de sufrir un accidente. Por edad, los conductores jóvenes pueden ser más imprudentes que otros de más edad. A eso, hay que sumarle que la falta de experiencia jugará en su contra si tienen que reaccionar rápido, o se encuentran con una situación inesperada que no salía en los test de la autoescuela. Además, no tener historial de siniestros previos hacen que las aseguradoras se pongan en la peor situación posible.

Por tanto, las compañías de seguros consideran a los menores de 26 años y a quienes tienen menos de 2 años de carnet entre los perfiles con más riesgo. Tal es el punto, que casi todas las pólizas de seguros de automóvil tienen una cláusula específica para excluir a los conductores noveles de las coberturas si no se les declara explícitamente en la póliza.

¿Y por qué a mi hijo no le cubriría, pero a mi pareja sí? Para responder a esto, debemos volver al concepto del riesgo. Lo más probable es que tu pareja tenga una edad parecida a la tuya, y se sacara el carnet de conducir hace ya años. Tal vez incluso tiene bonificaciones. Todos estos motivos suponen que su perfil de riesgo sea muy parecido al tuyo. Así, aunque técnicamente los seguros de coche son nominales, tu aseguradora no tendrá problema en cubrir también a tu pareja. Sin embargo, el perfil de riesgo de tus hijos es muy diferente al tuyo, por todos los motivos que hemos visto. Esto supone que tu seguro puede no cubrirle en caso de accidente, o limitar en gran medida las coberturas.

Consecuencias de que tu hijo conduzca tu coche sin figurar en el seguro

En caso de que decidas no declarar a tu hijo en el seguro o que se te olvide, las coberturas de tu seguro en caso de siniestro pueden verse alteradas, o incluso no aplicarse. Las principales consecuencias de que tu hijo no figure en la póliza son las siguientes:

  • Para siniestros en los que tu hijo sea culpable, la aseguradora puede negarse a hacerse cargo de los daños a terceros. Aunque técnicamente la responsabilidad civil está cubierta en todos los casos, tu seguro puede reclamarte la responsabilidad a posteriori. Así, la aseguradora entenderá que faltas a tus obligaciones si no declaras cambios importantes en el riesgo como este en tu póliza.
  • En caso de que el otro implicado en el siniestro sea el culpable, tu seguro puede no reclamar en tu nombre, ya que técnicamente quien conducía tu coche es una persona no cubierta por el seguro. En ese caso, te tendrás que hacer cargo de toda la gestión.
  • Si tenías el coche asegurado a todo riesgo, pueden negarte esas coberturas si quien ha sufrido el accidente es un conductor novel no declarado. Por tanto, la reparación de daños propios correría a tu cargo, a pesar de estar pagando un todo riesgo.

La solución: añadir a tu hijo al seguro

Llegados a este punto, vemos que añadir a tus hijos en el seguro es la mejor opción para que toda la familia esté protegida. Para hacer este trámite, tan solo tienes que contactar con tu seguro o con la correduría que te lo contrató, e informar de que tu hijo o hija se ha sacado el carnet de conducir.

Además, tienes dos opciones para añadir a tu hijo al seguro, cada una para un rango de precio y con unas ventajas y unos inconvenientes.

Incluir a tu hijo como conductor habitual

En caso de que decidas incluir a tu hijo en el seguro como conductor habitual, debes saber que esta suele ser la opción más cara. Sin embargo, tiene la ventaja de que tu hijo empezará a tener bonificaciones inmediatamente. De esa forma, una vez tenga su propio coche, ya tendrá reducciones en el precio si tiene un buen historial de siniestros. Ya te hemos explicado cómo funciona el sistema bonus/malus, y cómo este te acompaña incluso cuando cambias de seguro gracias al fichero SINCO. Y, al igual que si eres un conductor poco precavido te puede penalizar, también te supone un enorme beneficio si no has sufrido siniestros.

Incluir a tu hijo como conductor ocasional

Esta es la opción por la que se decanta la mayoría de la gente a la hora de incluir a sus hijos en el seguro del coche cuando se acaban de sacar el carnet. Suele ser la preferida porque resulta algo más económica. Sin embargo, tiene ciertos inconvenientes, y el principal es que tu hijo no acumulará bonificaciones para sus futuros seguros.

Eso quiere decir que, cuando tu hijo o tu hija tenga su primer coche a su nombre, el precio para su seguro será elevado, incluso aunque ya no sea conductor novel.

¿Puede mi hijo conducir mi coche con mi seguro? Todos los detalles

¿Cuánto sube el seguro del coche por incluir a mi hijo?

Responder a esta pregunta es complicado. Como ya hemos visto, son muchos los factores que afectan al precio de un seguro de coche. Esto supone que dependiendo de la compañía, el precio varíe desde unos pocos euros hasta varios cientos. Sin embargo, algunas estadísticas nos dicen que tu seguro puede llegar a subir un 50%. Este es el principal motivo por el que muchos propietarios de vehículos se plantean si merece la pena añadir a sus hijos en el seguro. Pero, como ya habrás visto si has llegado hasta aquí, las consecuencias son demasiado graves como para arriesgarse a cambio de un poco de dinero.

¿Cuándo se deja de ser conductor novel?

Algunas aseguradoras pueden establecer condiciones propias, por ejemplo subir la edad hasta la que se considera conductor novel. Sin embargo, la norma general será que una vez pasados los 26 años y tras tener el carnet de conducir por más de dos años, tu hijo dejará de ser conductor novel. En ese momento, perderá dos grandes agravantes del riesgo y lo notaréis en el precio del seguro.

¿Pueden cancelarme el seguro por añadir otro conductor?

En algunos casos, tu aseguradora puede anular tu seguro si, al añadir otro conductor, considera que el riesgo pasa a ser demasiado elevado. Si ocurre esto, tu aseguradora te dará un breve plazo, tras el cual anulará tu seguro. Tú deberás buscar otro seguro lo antes posible para no incumplir la ley. En CHECK24 podemos ayudarte si te ves en esta situación.

¿Y si mi hijo tiene coche propio?

Otra situación en la que puedes verte es que tu hijo, aunque sea conductor novel, tenga su propio coche. Tal vez has decidido poner a su nombre un coche que teníais parado en el garaje, ya que será una buena forma de que gane habilidades al volante. O también puede ser que hayáis decidido regalarle un coche propio. Sea cual sea el motivo, os encontráis con la situación de que el seguro se os va de precio.

Antes de que pienses en ponerte a ti de titular del seguro en lugar de a tu hijo, ten en cuenta que todo lo que hemos visto aquí se aplica igual si el dueño del coche es tu hijo. Así, si tu hijo no figura expresamente en la póliza del seguro, no estará cubierto. Además, muchas compañías no os asegurarán si el propietario del vehículo es menor de 26 años, y además el tomador del seguro es otra persona.

Por tanto, para este caso concreto lo mejor (y, en algunos casos, la única opción) será poner a tu hijo como conductor principal. Debes saber que, durante el primer año, el seguro resultará algo caro en comparación. Pero cuando llegue el momento de la renovación, podréis comparar y encontrar el mejor precio.

¿Nos cubre el seguro si le doy a mi hijo clases de conducir?

Rotundamente no. Si le das clases de conducir a tu hijo para ahorraros prácticas de la autoescuela, tal vez os salga caro. Conducir sin carnet es uno de los supuestos que tu seguro no te cubre, bajo ningún caso. Además, más allá de posibles problemas en caso de siniestro, debes saber que recibiríais una multa de hasta 3.000 € y la inhabilitación para presentarse al examen de conducir.

El mejor seguro de coche para jóvenes

Llegados a este punto, seguramente estés desilusionado ante la obligación de incluir a tu hijo en el seguro del coche, ya que te va a suponer un desembolso importante. Sin embargo, si sabes donde buscar puedes encontrar ofertas interesantes, incluso para conductores sin experiencia. En el blog de CHECK24 ya hemos repasado qué buscar a la hora de contratar un seguro para un conductor joven.

Conclusión

Así, has visto que para que tu hijo conduzca con tu coche debes incluirle específicamente en el seguro, y también has visto las consecuencias de no hacerlo. Añadir un conductor adicional a tu seguro de coche te garantiza que estará cubierto ante todo lo que pueda pasar. Si además lo incluyes como conductor habitual, por algo más de dinero harás que sus primeros seguros a su nombre resulten más económicos.

Y, como siempre, usa el comparador de seguros de CHECK24 para conseguir el mejor precio sin renunciar a ninguna cobertura esencial para ti y para los tuyos.