¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Ayuda y contacto
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
lunes a viernes de 09:00 a 21:00, sábados de 09:00 a 18:00 y domingos de 09:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

¿Puedo conducir un coche sin estar en el seguro?

5' puedo conducir un coche sin estar en el seguro
Fecha de publicación: 08/07/2022
Fecha de revisión: 18/04/2024

Si estás de viaje con tu grupo de amigos y vas a coger el coche de uno de ellos para una excursión, la posibilidad de no estar cubierto por el seguro puede frenarte. Tener un accidente ahora sería un gran problema que enturbiaría vuestras vacaciones. Y sería peor todavía si, además, no te cubre el seguro. La realidad es que, que estés cubierto o no, dependerá de tu perfil de riesgo. A continuación vemos qué posibilidades hay, desde el punto de vista de las aseguradoras.  

Entendiendo las figuras de la póliza

Antes de hablar de estar incluido o no en el seguro, hay que dar un paso atrás y responder a otra pregunta: ¿De qué formas se puede figurar en el seguro? Existe mucha confusión entre las figuras de una póliza, pero elegir una u otra da diferentes ventajas.

  • Tomador del seguro. Es la persona que contrata el seguro, y quien paga la prima. En este otro artículo hablamos de todas las obligaciones y derechos del tomador.
  • Conductor principal o conductor habitual. Es quien conducirá el coche, y quien estará expresamente cubierto por el seguro. Aunque habitualmente conductor y tomador coinciden, no tiene por qué para la mayoría de aseguradoras. El conductor principal recibe bonificaciones si no da siniestros, pero indicar varios conductores habituales puede hacer que el precio de la póliza sea muy elevado.
  • Conductor ocasional o adicional. Esta figura es opcional, pero muy útil para garantizar que quien solo conduce de forma ocasional esté cubierto en todos los casos. Suele ser la opción preferida para añadir a los hijos al seguro cuando se sacan el carnet, ya que es una opción algo más económica. Sin embargo, tiene la desventaja de que el conductor adicional no acumula bonificaciones.

A la hora de estar incluido en un seguro de coche, debes elegir la figura que más se ajuste a tus circunstancias. Declararte como conductor, independientemente de la figura que elijas, será siempre la forma de asegurarte de que el seguro te cubre.

Sin embargo, habrá situaciones en las que esto no sea posible. Por ejemplo, en la anécdota con la que hemos abierto este artículo, tal vez no merezca la pena declararte en el seguro de tu amigo para una escapada de fin de semana. Para ese tipo de situaciones, es posible que no puedas conducir el coche sin estar declarado, pero es pequeña.  

¿Puedo conducir un coche sin estar en el seguro?

Así, además de declararte en el seguro como conductor habitual u ocasional, también puedes plantearte una tercera opción, que es no figurar en la póliza del seguro de forma nominal. La forma en que esto te afectará, como siempre, depende. Y, en este caso, el factor determinante para que estés cubierto o no por el seguro de otra persona será el perfil de riesgo.

En caso de que provoques un accidente cuando estés conduciendo el coche de otra persona, las aseguradoras no consultarán tu historial de siniestralidad. Por tanto, los agravantes del riesgo que más te afectarán serán la antigüedad de tu permiso de conducir y tu edad.

Conducir un coche sin estar en el seguro cuando eres conductor novel

Ser conductor joven y con poca experiencia está considerado por las compañías de seguros como el principal factor de riesgo que puede tener una persona al volante, más allá del historial de siniestralidad.

La gran mayoría de aseguradoras excluyen expresamente de la póliza a los conductores menores de 26 años, o con menos de 2 años de experiencia con carnet. Algunas compañías pueden incluso elevar la edad a los 27 o 28 años. Hacen esto precisamente porque las probabilidades de este grupo de edad de sufrir un accidente son las más altas. Por tanto, si cumples cualquiera de los dos requisitos para que se te considere conductor joven, no debes conducir ningún coche sin estar en el seguro siempre que puedas evitarlo.

La forma en que podrás conducir como conductor novel será estar declarado en la póliza expresamente. Podrás elegir cualquiera de las figuras que hemos visto antes para ello. Y, si no es posible incluirte en el seguro, tal vez porque quieres conducir el coche de tu amigo, debéis buscar otro conductor.

Conducir un coche sin estar en el seguro en el resto de casos

Una vez pasas los 26 años de edad, y tienes tres o más años de experiencia al volante, tu perfil de riesgo pasa a ser el normal. Las aseguradoras entienden que tanto un oficinista treintañero como un ama de casa en la cuarentena tienen perfiles de riesgo similares, salvando las diferencias.

Así, aunque los seguros de coche son nominales, en la mayoría de casos estarás cubierto por el seguro aunque no figures expresamente en la póliza, con las excepciones habituales que aplican todos los seguros.

Qué hará el seguro si no estás incluido en la póliza

Si la aseguradora considera que tu perfil de riesgo es parecido al del conductor principal, lo más habitual será que estés cubierto normalmente. En este caso, y si sufrieras un accidente con culpa, el seguro cubriría todo lo que estuviera previsto en la póliza sin ningún problema, incluyendo tu posible hospitalización y el resto de coberturas que incluyera el seguro.  

La cosa cambia si tu perfil es de riesgo. Así, si eres menor de 26 años o tienes menos de 2 años de antigüedad de carnet, deberás ir con cuidado. Ya sea porque conduces el coche de tus padres o el de algún amigo de forma puntual, si sufrieras un accidente la aseguradora podría negarte coberturas.

En caso de que seas conductor novel, la responsabilidad civil estará cubierta igualmente. Sin embargo, podrán reducirte coberturas adicionales. Esto supondría que te retiraran el seguro de accidentes del conductor, la asistencia en carretera o cualquier otra cobertura en el momento que más la necesites.

Conducir un coche sin estar en el seguro: Conclusión

Así pues, podemos decirte que sí puedes conducir un coche sin estar en el seguro en la mayoría de los casos. A esta norma general hay una excepción, que es que seas conductor novel. En ese caso, deberás conducir solo los coches en los que estés declarado en el seguro. Si el coche es de tus padres y su economía se lo permite, intenta figurar como conductor habitual. De esta forma, acumularás bonificaciones para cuando tengas seguro a tu nombre. Si esto resulta imposible, o el coche es tuyo desde el minuto 1, todavía puedes ahorrar en tu seguro de coche. ¿La forma de conseguirlo? Compara entre compañías, elige solo las coberturas que necesites y consulta a los mejores expertos del sector. El comparador de precios CHECK24 te permite hacer esto y mucho más.