¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Contacto y ayuda
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
Lunes a viernes de 9:00 a 21:00, y sábados de 9:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

¿Qué pasa si devuelvo el recibo del seguro del coche?

12' que pasa si devuelvo el recibo del seguro
Raquel Herrero
Raquel Herrero
16/01/2024

Como bien sabemos, las pólizas de seguro son un acuerdo entre aseguradora y cliente que se renueva por defecto. Esto es así a nivel general, ya que el fin último siempre será garantizar que el asegurado quede protegido en todo momento de la obligación legal de contar con un seguro para el vehículo. Por este motivo, en caso de no querer continuar con nuestro seguro, debemos avisar con la suficiente antelación – habitualmente unos 30 días de preaviso. Pero ¿qué pasa si no queremos continuar con nuestro seguro?, ¿podemos devolver un recibo del seguro de coche, y no avisar si no estamos de acuerdo?

¿Se puede devolver el recibo de un seguro de coche?

Antes de nada, contarte que existen casos en que sí es posible devolver el recibo del seguro sin riesgo a afrontar consecuencias. Esto es, por ejemplo, cuando hemos comunicado formalmente- y por escrito- a la aseguradora nuestro deseo de cursar baja del seguro, y aun así nos han pasado el recibo.

Pero ¿por qué devolver el recibo? Es posible que nos planteemos devolver el recibo del seguro de coche por diversas razones:

  • Subida de precio de la prima del seguro.
  • Insatisfacción con los servicios ofrecidos por la aseguradora.
  • Vamos a vender el coche.
  • No contamos con fondos en la cuenta de domiciliación y no podemos afrontar el pago.
  • El importe cobrado no corresponde con el precio pactado.
  • Cobro indebido, pese a haber solicitado formalmente nuestra voluntad de baja.

Cuánto tiempo tengo para devolver un recibo de seguro de coche

Devolver un recibo de pago de un seguro, debe ser la última opción. Sea cual sea la causa, la primera alternativa debe ser la comunicación directa y asertiva con la aseguradora. Sin embargo, sí es posible devolver un recibo del seguro de coche por causas muy concretas.

Ya que si nuestra intención es cambiar de aseguradora y lo que realmente buscamos es dar de baja un segurola vía correcta para hacerlo nunca es devolviendo el recibo de cobro a modo de comunicación.

La Ley del Contrato del Seguro hace referencia, entre otras cosas, a lo que puede pasar si no pagamos la prima, o si devolvemos el recibo del seguro sin causa justificable. En referencia a la devolución de recibos, la ley habla de «impagos«, e indica en resumidas cuentas, que la aseguradora puede negarte la cobertura si no pagas, o si cuando te pasan el recibo, te niegas a pagarlo. Esto en el caso de los seguros pagados de forma anual, que suele ser la modalidad de pago más frecuente en los seguros de coche.

En el caso de los seguros de pago fraccionado, aquellos que se abonan mediante cuotas (semestrales, trimestrales e incluso mensuales), la ley estipula un plazo de un mes para pagar el seguro pasada la fecha estipulada.

Plazos de devolución

Ya que para la entidad bancaria el pago del recibo del seguro es, como muchos otros cargos domiciliados, un cargo autorizado por el cliente, en términos generales se dispone de un plazo límite de 8 semanas para solicitar la devolución del seguro. Y siempre y cuando la devolución esté justificada, deberíamos contar con nuestro dinero de vuelta en un plazo inferior a 10 días. Sin embargo, siempre cabe la posibilidad de que nuestro banco rechace nuestra orden de devolución.

En resumen. Si devolvemos un recibo del seguro de coche pueden ocurrir dos cosas:

  • Que el banco apruebe la devolución del recibo. Una vez aceptada, el banco devuelve el importe íntegro en un plazo máximo de 10 días laborables.
  • Que el banco se niegue a aceptar la devolución, e inicien los trámites a nivel judicial o extrajudicial.

Recordemos que si lo que realmente queremos es tramitar la baja de un seguro de coche, esta debe de hacerse cumpliendo los plazos y procedimientos legalmente establecidos. En CHECK24, hemos hablado en varias ocasiones de la forma correcta de dar de baja el seguro, de cómo redactar la carta para pedir la baja y de los casos en los que es posible dar de baja el seguro de coche fuera de plazo.

¿Por qué devolver el recibo del seguro de coche?

Devolver el recibo del seguro de coche es posible, siempre y cuando sea por causa justificada, y se cumpla con los plazos y procedimientos estipulados en la ley del contrato del seguro. Vamos a verlo punto por punto.

Devolver recibo del seguro de coche por subida

Pongámonos en situación. Llevamos años y años fieles a nuestra compañía de seguros. Somos buenos conductores, no infringimos las normas al volante, apenas acumulamos historial de siniestralidad, no hemos dado partes en los últimos años, cumplimos con el pago de las cuotas… y aún así, nuestra aseguradora nos lo «agradece» subiéndonos la prima del seguro.

Hay muchas razones por las que una aseguradora puede subirnos el precio de la póliza de seguro de nuestro coche. Sin embargo, no pagar el recibo no es la forma correcta de comunicar nuestra insatisfacción con la compañía, y puede ocasionarnos más problemas que beneficios a corto plazo.

Devolver el recibo del seguro del coche por un subida de precio sólo es posible si la aseguradora no te ha avisado con al menos dos meses de antelación de la subida. Recordemos que la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro establece que las aseguradoras deben avisar del aumento de precio del seguro de coche con al menos dos meses de antelación. Recuerda también que es posible solicitar la baja del seguro fuera de plazo según determinadas circunstancias.

Me han cobrado un seguro que no he contratado

Aunque uno de los motivos más comunes para la devolución de recibos es el no estar de acuerdo con el importe cobrado (y que hemos visto en el apartado anterior), cabe la posibilidad de que tengamos que devolver un recibo que es erróneo y no nos corresponde. ¿Qué pasa si devuelvo un recibo de un seguro que no he contratado?

Lo primero de todo, será diferenciar entre un cargo autorizado, y otro que no lo está. En este caso, si nos cobran un seguro que no hemos contratado, estaríamos hablando de un cargo no autorizado.

  • A la hora de devolver recibos no autorizados, el plazo límite es de 13 meses. Un año y un mes desde que se registró el cobro indebido de dicho recibo. Recordemos que si la devolución del recibo es aceptada por nuestro banco, el dinero debería estar de vuelta en nuestra cuenta en una plazo no superior a 10 días.

Devolución seguro de coche por venta

¿Qué pasa con el seguro de mi coche si decido venderlo? Si decides vender tu coche, en estos casos, como asegurado tienes la obligación de comunicar al comprador que existe una póliza de seguro vigente sobre el vehículo, así como ponerlo en conocimiento de la aseguradora. El plazo es de 15 días desde que se realiza la operación de contraventa.

Sin embargo, que comuniques a la aseguradora la venta de tu vehículo, no garantiza que la compañía decida mantener la póliza en vigor, y puede por tanto optar por rescindir el contrato de seguro en los 15 días siguientes a tu comunicación.

En los casos de compraventa de vehículos, en lugar de dar de baja el seguro por venta del coche, también es posible traspasarlo con la aprobación de la compañía aseguradora. Con los datos del nuevo propietario, la aseguradora elabora un perfil de riesgo del nuevo propietario (para calcular el precio de la nueva prima del seguro), con el que valorará la aceptación o rechazo del traspaso de la póliza.

Devolver por prima no consumida

No existe la obligación legal general para la aseguradora de «extornar» (término con el que se conoce a la devolución de la prima de un seguro no consumida), los importes no disfrutados al tomador de la póliza. Sólo existe una excepción, recogida en el artículo 34 y siguiente de la Ley 50/1980 de Contrato de Seguro: «en caso de transmisión del objeto asegurado, solamente si, pretendida la subrogación por el adquirente, la entidad no la acepta y cancela la póliza, es cuando asiste el derecho al extorno de la prima no consumida«.

Para que esto suceda, es necesario notificar a la aseguradora dentro de los 15 días siguientes a la transmisión del coche. Desde entonces, la compañía tiene un plazo ventana de 15 días, para rescindir o no el contrato. En caso de hacerlo, tiene que devolver la prima no consumida.

Gran parte de las aseguradoras ofrecen la opción de realizar lo que se conoce como «reserva de prima» de la parte no consumida, para que esta pueda ser disfrutada en la póliza de un futuro vehículo que compremos – durante un plazo máximo de uno o dos años.

Lo más importante, es comunicar la nueva situación a la aseguradora, y valorar asertivamente las distintas opciones dentro de la política de actuación de la compañía.

Recibo pendiente de cargo por falta de saldo

Si dejamos un recibo pendiente de pago por falta de saldo, y es el primero desde que contratamos la póliza, la aseguradora tiene la obligación de mantenernos la oferta durante un plazo de 15 días.

Posteriormente, contaremos con lo que se denomina «periodo de gracia» y que nos concede un mes desde el impago para subsanar la deuda. Una vez agotado, la mayoría opta por rescindir el contrato con el cliente por impago.

Por tanto, si no pagamos nuestro seguro, pasado un mes, nuestra póliza de seguro será cancelada, y como conductores seremos incluidos en el fichero de morosos.

Qué pasa si devuelvo el recibo del seguro del coche. Las consecuencias del impago

Obviamente, el concepto exacto de devolver el recibo del seguro no aparece en una ley, pero sí habla de impagos, que para el caso viene a ser lo mismo, ya que la domiciliación bancaria es la forma de pago más habitual en seguros.

Si por culpa del tomador la primera prima no ha sido pagada, o la prima única no lo ha sido a su vencimiento, el asegurador tiene derecho a resolver el contrato o a exigir el pago de la prima debida en vía ejecutiva con base en la póliza. Salvo pacto en contrario, si la prima no ha sido pagada antes de que se produzca el siniestro, el asegurador quedará liberado de su obligación.

En caso de falta de pago de una de las primas siguientes, la cobertura del asegurador queda suspendida un mes después del día de su vencimiento. Si el asegurador no reclama el pago dentro de los seis meses siguientes al vencimiento de la prima se entenderá que el contrato queda extinguido. En cualquier caso, el asegurador, cuando el contrato esté en suspenso, sólo podrá exigir el pago de la prima del período en curso

¿Y qué quiere decir esto? Esencialmente, que tu aseguradora puede negarte la cobertura si no pagas, o si cuando te pasan el recibo tú te niegas a pagarlo.

En el caso del pago fraccionado la ley es algo más permisiva, en el sentido de que tienes un plazo de un mes para pagar el seguro pasada la fecha de pago. Sin embargo, esto solo se refiere a que no se te penalizará cuando finalmente pagues. A efectos prácticos, estás conduciendo sin seguro, con todas las consecuencias que esto tiene.

Reclamación judicial por no pagar el seguro

Ya hemos considerado la posibilidad de ir a juicio en caso de que tengas un accidente sin seguro, pero además la compañía aseguradora puede llevarte a juicio para reclamar el impago. Como has visto en la ley, las aseguradoras tienen un plazo de 6 meses para reclamar el impago.

Lista de morosos por no pagar seguro de coche: ASNEF

Otra de las cosas que puede hacer tu aseguradora es incluir tus datos en una lista de morosos. Esto te supondría problemas en el futuro no solo a la hora de contratar seguros de coche, sino cualquier tipo de servicio. Desde cambiar el suministro de electricidad de tu vivienda hasta pedir una hipoteca pueden verse afectados por este impago, ya que todas las grandes empresas consultan este tipo de ficheros y evitan los usuarios con pagos pendientes.

Otra opción ligeramente menos dramática es que la aseguradora no te incluya en ninguna lista de morosos públicamente accesible, pero sí asocie tus datos personales a un historial de impago. Puedes pensar “¿por qué querría contratar otra vez con la misma aseguradora?”, pero hay otro detalle que debes tener en cuenta: Muchas aseguradoras en España forman parte de grupos empresariales, entre los que comparten este tipo de información. Esto deriva en que, si no pagas a una aseguradora, tampoco podrás contratar con su filial low-cost, aunque sea la que mejores condiciones te ofrezca. Así, el abanico de opciones que tienes para elegir tu seguro se va reduciendo si tienes por costumbre devolver el recibo del seguro del coche cada vez que quieres cambiar de compañía.

Imposibilidad de cobertura en caso de accidente o siniestro

Esta es, tal vez, la consecuencia más grave de devolver el recibo del seguro. Sin embargo, también es la que estás convencido de que no te afectaría, ya que eres buen conductor y tienes un historial de siniestros impecable. Sin embargo, no debes confiarte: en cualquier momento puedes cruzarte con un conductor temerario o que esté incumpliendo la ley, o incluso tener un despiste que derive en accidente.

Si devuelves el recibo del seguro del coche y tienes un siniestro, la aseguradora puede negarse a darte cobertura. La consecuencia de esto sería que tuvieras que pagar todos los costes de reparación, desde los vehículos implicados como los daños personales, pasando por mobiliario urbano, viviendas y otros objetos que también se hayan visto afectados. Y, como te imaginarás, ninguna de esas cosas es barata por separado, así que mucho menos en conjunto.

A todo esto tienes que añadirle la denuncia por conducir sin seguro, el proceso judicial y la más que probable obligación de tener que pagar indemnizaciones y costas del juicio.

Multa por conducir sin seguro de coche

Si devuelves el recibo del seguro del coche, técnicamente no habrás pagado, por lo que equivale a no tener seguro de coche contratado. Puedes pensar que, ya que llevas los papeles del seguro en el coche, podrías salirte con la tuya en un control de tráfico. Sin embargo, esto es imposible porque las autoridades pueden comprobar si tienes seguro en vigor en ese momento, precisamente para evitar un fraude como este.

También, recordamos, pueden multarte por no tener seguro mientras el coche está estacionado, aunque esto es menos habitual.

Doble seguro

Este es otro de los motivos más habituales para devolver el recibo del seguro: cambiar la póliza. Sin embargo, en vez de darse por cancelada, puede ser que tu primera póliza se considere todavía activa, por lo que te encontrarías de repente con dos seguros en vigor a tu nombre. Esto, lejos de ser bueno, puede convertirse en un verdadero problema si ambas aseguradoras llegan a un acuerdo, y deciden no cubrirte ninguna de las dos.

Cómo anular un seguro correctamente

La forma correcta de anular el seguro de tu coche cuando lo quieras cambiar es ya un tema frecuente en CHECK24. Así, ya hemos hablado de la forma correcta de dar de baja el seguro, de cómo redactar la carta para pedir la baja y de los casos en los que puedes dar de baja el seguro fuera de plazo.

Por resumir, para dar de baja el seguro del coche correctamente debes atenerte a los plazos y procedimientos que marca la ley del contrato del seguro. Además, siempre ayuda mantener una comunicación fluida con tu aseguradora, de forma que ellos estén informados de cualquier modificación en el riesgo, y de la misma forma tú sepas los cambios que va a sufrir tu prima.

Antes de anular tu póliza, compara y ahora

Llegados a este punto, ya sabes la respuesta a esta gran duda sobre qué pasa si devuelves el recibo del seguro del coche. Ahora ya sabes las consecuencias de no solicitar la baja correctamente y, con un poco de suerte, habrás revisado la fecha de vencimiento de tu seguro, para asegurar que todavía estás en plazo.

Y, mientras todavía tengas tiempo de solicitar la cancelación de tu seguro actual, es el momento de usar el comparador de seguros de CHECK24. Comparar seguros es la manera más cómoda, rápida y barata de encontrar el seguro que más se adapte a tus necesidades. Aprovecha y revisa el precio de la póliza de tu coche y, ¡empieza a ahorrar en el seguro!