¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Ayuda y contacto
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
lunes a viernes de 09:00 a 21:00, sábados de 09:00 a 18:00 y domingos de 09:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

¿Qué pasa con el seguro cuando vendes un coche?

6' que-pasa-con-el-seguro-de-coche-cuando-lo-vendes
Fecha de publicación: 09/03/2022
Fecha de revisión: 18/04/2024

El seguro de coche es obligatorio para todos los propietarios de un vehículo, circulen con él o lo mantengan aparcado. Sin embargo, es posible verse en la situación tengas que vender el coche a otra persona. Entonces, ¿qué pasa con el seguro cuando vendes un coche? ¿Hay que firmar un nuevo contrato? ¿Te devuelven el dinero si tienes que cancelar con anticipación?

Conoce qué ocurre si vas a vender el coche con una póliza de seguro en vigor y qué alternativas tienes para los días que no has disfrutado de él.

¿Cómo afecta la venta del coche al seguro?

El seguro es un contrato por ambas partes, el asegurado y la aseguradora. Al igual que todos los contratos, tiene una duración determinada y unas condiciones que se deben cumplir. En el caso de que una de las partes decida anularlo de manera anticipada, existe una serie de condiciones que dependen de cada compañía.

El importe total de un seguro siempre se paga por adelantado, aunque la duración sea anual. Esto quiere decir que, si decidimos anular de manera anticipada el seguro, habrá una penalización económica a favor de la empresa.

Cada compañía tiene sus propias condiciones a la hora de la venta de un coche. Algunas guardan el dinero no consumido durante cierto tiempo para que el tomador pueda utilizarlo para un nuevo seguro. Otras, paralizan la póliza para poder volver a usarla por el tiempo que le queda por disfrutar, y muy pocas devuelven la diferencia del seguro.

Si pasado el tiempo máximo en el que las aseguradoras guardan ese importe no has hecho uso de ese dinero, se lo queda la aseguradora.

Es importante comunicar la fecha de la venta y de la compra del nuevo seguro, además de aportar un justificante para que la aseguradora pueda actuar según el caso concreto.

Ahora, veamos las diferentes opciones que tenemos con el seguro al vender un coche:

¿Qué ocurre si vendo el coche con seguro?

Debemos diferenciar entre la intención de traspasar el seguro al nuevo propietario o vender el coche con el mismo seguro que teníamos. La segunda opción es peligrosa, dado que cualquier accidente que pudiera tener el comprador, quedaría en la aseguradora reflejado a tu nombre y eso te perjudicaría de cara al resto de compañías.

Además, los gastos serán imputados a tu póliza y no estarás exento de los riesgos en los que incurra el nuevo propietario.

Si el comprador del vehículo desea continuar con el seguro y que se lo traspases, debes comunicarlo de manera inmediata a la aseguradora. Ésta se encargará de analizar las condiciones del nuevo tomador y conductor para ver si se ajustan a sus normas de selección de riesgos: edad, experiencia, historial de conducción entre otros.

Si el riesgo es similar o inferior al declarado en el seguro anterior, el traspaso se podrá realizar sin problema alguno. Sin embargo, si el perfil tuviera un riesgo superior al original, la aseguradora puede rechazar la solicitud de traspaso.

Si esto ocurriera, existen varias soluciones:

  • Realizar una reserva de prima de la parte no consumida para que puedas usarla en el futuro para otro seguro. Indicábamos anteriormente que esta posibilidad es de carácter excepcional y tiene fecha de caducidad según cada compañía.
  • El pago adicional de un importe a mayores por el nuevo tomador, que se sumará a la parte de la prima no consumida.

Es fundamental establecer una fecha en la que se efectúen todos los cambios.

¿Qué ocurre si deseo quedarme con el seguro actual?

Has decidido vender el coche, pero también quieres aprovechar lo que queda de seguro porque vas a adquirir un nuevo vehículo. Esta situación es la que menos complicaciones tiene, aunque no está exenta de que surja alguna complicación.

En el caso de escoger esta opción, debes ponerte en contacto con la compañía para hacerles saber que adquieres un nuevo coche y vas a vender el que tenías con ellos. De esta manera, en base a los datos de vehículo que has adquirido, la compañía podrá ofrecerte un nuevo precio tomando la parte proporcional que no has consumido, para aplicarla en la nueva póliza.

Existe la posibilidad de que no compres un coche nuevo de forma inmediata. Generalmente, no siempre, la aseguradora guarda esa parte restante de la prima no disfrutada hasta que compres otro vehículo durante un máximo de uno o dos años.

Si pasado ese periodo de tiempo no has comprado un nuevo coche, el dinero no disfrutado se perderá. No obstante, es importante hablar con la aseguradora y cerciorarse que su política de empresa es esta, y si los plazos que te dan para comprar el vehículo antes de perder la totalidad de la prima son los que hemos visto aquí.

¿Qué ocurre si ya no quiero el seguro?

Tanto si vendes el coche a otro particular como si lo llevas al desguace para sacarlo de circulación, es obligatorio avisar al seguro. En el primer caso, hay que informar al comprador, mejor por escrito, de que ya existe un seguro para ese vehículo y que sería posible hacer una cesión.

Cuando la transmisión haya sido confirmada, hay 15 días para informar a la compañía, la cual tiene otros 15 días para rescindir el contrato. Si lo hace, recuerda que no es obligatorio que te devuelva la prima no consumida ya que eso se determina en las condiciones generales de cada aseguradora.

Por supuesto, en todo el proceso de baja con la compañía, ayuda el no haber tenido siniestros.

En el supuesto en el que no adquieras otro coche, lo que las aseguradoras hacen, como hemos indicado anteriormente, es guardar la parte proporcional no utilizada de nuestro seguro para el momento en el que decidamos comprar otro vehículo. En algunos casos, también te permiten gastar esa cantidad en otros productos ofrecidos por ellos, como seguros de vida o de hogar.

Las compañías ponen un máximo de uno o dos años para estos casos. Recordemos que, si pasado este tiempo no compras un nuevo coche, se quedan con el dinero.

Si deseas que te devuelvan esta cantidad dado que no vas a volver a adquirir un vehículo, debes ponerte en contacto con la aseguradora que te informará, según sus condiciones, si hay posibilidad de la devolución de ese dinero.

Opciones para el comprador

Cuando decides comprar un coche de segunda mano, lo primero que debes comprobar es si tiene algún seguro en vigor. En caso de que el actual propietario deseara vender el vehículo desde hace tiempo, es posible que actualmente no tenga ningún seguro. Eso implica que debes contratar un seguro en el momento del cambio de titularidad.

En el caso de que tuvieras que trasladarte con el coche y no te hubiera dado tiempo a contratar una póliza, tienes la opción de pagar un seguro por días para tener cubierto, al menos, ese desplazamiento. Una vez hecho, comienza a comparar precio de seguros de coche entre varias compañías desde nuestra web.

Por otra parte, si el coche que vas a adquirir tiene un seguro en vigor, puedes aceptar las condiciones de la póliza actual, siempre y cuando la aseguradora dé la conformidad del cambio de titular. El historial de siniestralidad, edad, y otros muchos factores, condicionan el riesgo y por tanto el importe de la prima, la cual puede bajar, subir o mantenerse. Otra posibilidad es que la compañía te rechace como asegurado.

Hay que recalcar que el historial de siniestralidad del vehículo no va ligado al actual propietario. Si aceptaran el cambio de titular del seguro, pero no estuvieras conforme con la prima facilitada, dispones de 14 días para comunicar la anulación y contratar otro seguro distinto.

Aprovecha y revisa los precios de los seguros de coche en nuestro comparador y, ¡empieza a ahorrar en el seguro de tu coche!