¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Contacto y ayuda
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
Lunes a viernes de 9:00 a 21:00, y sábados de 9:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

5 trucos para reducir el consumo del coche (también si es eléctrico)

6' reducir consumo
Patricia Saiz
Patricia Saiz
18/04/2024

Hoy en día, con el precio de los carburantes subiendo desorbitadamente y de forma sostenida, no es de extrañar que sean muchos los usuarios que se lanzan a buscar en internet consejos útiles con los que ahorrar algo de dinero al repostar sus vehículos. Más aún, cuando el repunte del precio de la gasolina y el diésel a nivel mundial, se recrudece coincidiendo con el aumento de los viajes por carretera durante las vacaciones. En CHECK24, hemos hecho una recopilación de algunos trucos para reducir el consumo de nuestro vehículo, y llenar el depósito por algo menos de dinero de lo que lo hacemos.

Cómo ahorrar en gasolina/diésel

A continuación, detallamos algunos de los consejos generales y básicos que deben seguirse si queremos reducir el consumo de nuestro vehículo.

  • Presión de los neumáticos: según las indicaciones del fabricante, y siguiendo las recomendaciones según condiciones climatológicas (con mucho frío, el neumático necesita algo más de presión). Una alteración mínima por debajo de lo recomendado, produce un cambio significativo y aumento del consumo.
  • Carga del vehículo: a mayor carga del mismo, mayor es la resistencia del vehículo, y por tanto mayor el consumo de combustible. El exceso de carga del habitáculo, además de peligrosa si no se encuentra correctamente ubicada, requiere de un mayor gasto energético en el desplazamiento. Revisar bien qué llevamos dentro del vehículo, y dejar el maletero con lo indispensable (evitando utilizarlo como espacio de almacenamiento innecesario), nos permitirá mejorar la autonomía y ahorrar algo de dinero al llenar el depósito.
  • Conducción uniforme: mantener la velocidad lo más uniforme posible, evitando frenar, acelerar y cambiar de marcha si no es necesario. Da prioridad al freno motor con una conducción más eficiente, y utiliza los frenos sin abuso. Lo ideal es optimizar las marchas siempre que sea posible- llevar el coche en marchas más largas, y llevar poco revolucionado el motor. Recuerda que una conducción responsable puede ayudarte también a ahorrar en el precio de tu seguro de coche.
  • En paradas prolongadas, apaga el motor: el motor al ralentí, consume carburante. Aunque el consumo sea mínimo, todo suma. Los actuales motores de inyección ya no necesitan un precalentamiento previo a la conducción. Con evitar cambios de aceleración bruscos durante los primeros minutos es suficiente.
  • ¿Aire acondicionado o ventanillas abiertas?: depende. Y es que la de «mejor no ponemos el aire, que así consume menos» no siempre es una realidad. El aire acondicionado depende del motor por lo que, en funcionamiento, «tira» de este y consume. La clave para ahorrar en combustible es hacer un uso responsable del aire acondicionado y del sistema de climatización. Úsalos siempre que necesites. Por otro lado, en autopista, el aire acondicionado suele ser la opción más recomendable. Ya que el aire que entra en nuestro vehículo a alta velocidad, aumenta la resistencia y afecta a la aerodinámica del mismo – aumentando el consumo.

Cómo reducir consumo de un coche eléctrico

La autonomía de los vehículos eléctricos se ve reducida durante los meses de máximos y mínimos térmicos ya que, tanto las altas temperaturas como las bajas, modifican la capacidad de las baterías. Por ejemplo, por encima de los 38 grados, los vehículos eléctricos pueden sufrir una caída en la duración de sus baterías de más del 30%. Esto ocurre igualmente a la inversa. Las temperaturas extremadamente bajas inciden negativamente en la autonomía de los coches eléctricos.

Sabiendo que los cambios de temperatura producen una alteración significativa en la autonomía de los vehículos eléctricos. ¿Cómo podemos mejorar y optimizar el consumo en los coches eléctricos?

  • Planificación. Las distancias y recorridos planificados con la suficiente antelación, nos permiten anticipar escenarios y estimar posibles paradas necesarias para realizar los tiempos de carga mínimos. Por ejemplo, si nos es posible flexibilizar la hora de salida, podemos decidir realizar nuestro viaje de noche. Cuando el sol se esconde y la temperatura desciende, nuestro coche eléctrico hará más kilómetros, ya que ganará en autonomía.
  • Respetar el reajuste en los tiempos de carga. Se ha comprobado que los vehículos eléctricos necesitan cargarse más despacio y con mayor frecuencia en verano. Ya que el vehículo ajusta automáticamente la velocidad de carga, y ante altas temperaturas, reducirá la potencia máxima de la misma con el fin de evitar sobrecargas.
  • Conducción homogénea. Es importante evitar aceleraciones y frenazos bruscos. Estos aumentan el calentamiento de la batería, aumentando por tanto el consumo energético para la refrigeración de la misma, y reduciendo significativamente la autonomía.
  • Aparcamiento resguardado del sol. Siempre que sea posible, los vehículos eléctricos deben ser aparcados a la sombra, a resguardo del sol directo y de las altas temperaturas. Aunque la mayor parte de las baterías soportan una temperatura máxima de hasta 50 grados, esta puede ser fácilmente superada si aparcamos durante un largo tiempo en espacios de incidencia solar directa, especialmente en verano.
  • Aire acondicionado. Aunque no en exceso, contribuye a un consumo energético adicional del vehículo. Climatizar previamente el vehículo antes de iniciar el recorrido, puede ayudarnos a reducir el consumo. En algunos modelos eléctricos es posible configurar el climatizador para una hora determinada gracias al control remoto. De este modo, tendríamos el habitáculo listo y a una temperatura idónea antes de iniciar nuestro viaje.
  • Reducción en el uso de accesorios. La carga de dispositivos por USB, la iluminación interior, sistemas de reproducción audiovisual integrados, o el propio sistema de navegación impactan directamente en el consumo final de energía del vehículo. Reducir o evitar su uso, ayudan a mejorar la autonomía de nuestro coche eléctrico.

Falsos mitos sobre cómo reducir consumo de combustible

Reducir el consumo de combustible es posible si seguimos ciertas recomendaciones. Sin embargo, es cierto que no todo vale, y que son muchos los mitos que circulan sobre cómo ahorrar combustible. A continuación, algunos de los más habituales.

  • Usar una marcha más larga ahorra combustible: con el motor bajo de revoluciones, tendremos que pisar el acelerador más de lo normal en el caso de querer hacer un cambio de aceleración. La idea es utilizar una marcha larga siempre que sea posible, y sin apurar el cambio de marcha hasta el último momento. Pero llevar por defecto el motor bajo de revoluciones, puede generar un efecto contraproducente.
  • Poner el coche en punto muerto en las bajadas: esta práctica, además de resultar inútil, conlleva un riesgo para la seguridad vial. El motor en ralentí sigue consumiendo, y el ahorro de consumo que lograremos será insignificante. En cambio, el coche coge fácilmente velocidad en las bajadas por la inercia, y el desgaste y sobrecalentamiento que haremos al tener que recurrir a los frenos será mucho mayor.
  • Calentar el motor antes de arrancar: con los actuales motores de inyección, la forma más lógica de calentar el motor es circulando. Con el vehículo parado y en ralentí, sólo haremos un desperdicio de combustible. Para un mejor rendimiento del motor, es mejor realizar un alcance progresivo de temperatura, con una conducción uniforme sin aceleraciones o frenazos bruscos, especialmente durante los primeros minutos.
  • Un combustible premium mejora el consumo: aunque los carburantes de gama alta y mayor octanaje benefician al motor, no se refleja en el consumo. Los aditivos que contienen suelen mejorar la limpieza del sistema de inyección, con lo que mantienen el motor en condiciones óptimas, pero no reducen el consumo. Al menos no a corto plazo.  La recomendación es siempre repostar la gasolina o diésel que el vehículo necesita en función de las recomendaciones del fabricante.

Tu seguro de coche más barato

Te animamos a usar nuestro comparador de seguros de coche para encontrar la mejor póliza de seguro para tu vehículo. Usa nuestros filtros avanzados para encontrar la opción por modalidad, puntuación de los expertos, coberturas, etc. Además con nuestra GARANTÍA DE MEJOR PRECIO, si has contratado un seguro de coche en CHECK24 y durante las siguientes 24 horas encuentras la misma oferta en otro portal web a un precio más bajo, ¡cubriremos la diferencia hasta 100 €, garantizado!