¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Contacto y ayuda
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
Lunes a viernes de 9:00 a 21:00, y sábados de 9:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

¿Por qué no puedo asegurar mi coche?

7' cambiar aseguradora
Raquel Herrero
Raquel Herrero
16/01/2024

Con la cantidad de aseguradoras que operan en España, y en especial en el ramo de autos, ¿cuáles son las posibilidades de que ninguna quiera asegurarte? Contra todo pronóstico, es algo que puede ocurrir, si no cumples los requisitos. Sigue leyendo para responder a las preguntas ¿por qué no puedo asegurar mi coche? ¿Cuál es el motivo por el que las aseguradoras no me dan precio? Y, sobre todo, ¿qué puedo hacer si ninguna compañía me quiere asegurar?

¿Cómo piensan las aseguradoras?

Podríamos darte la lista de motivos por los que no te renuevan el seguro o por el que no encuentras aseguradora para tu coche nuevo, y simplemente dejarlo ahí como verdad indiscutible. Pero eso no te mostraría la foto completa y no te aclararía realmente por qué estás en esta situación. Además, y mucho más importante, no te ayudaría a ahorrar en el futuro. Por eso, antes de hablar exactamente de los motivos por los que las aseguradoras no quieren hacerte una póliza, vamos a explicarte cómo funcionan sus criterios.

Una compañía de seguros no deja de ser una empresa privada que busca beneficios económicos. Como cualquier empresa, tu aseguradora tiene una serie de ingresos (lo que tú y otros clientes pagáis por vuestras pólizas) y unos gastos (los arreglos derivados de esas pólizas, necesarios cada vez que dais un siniestro). De esta forma, su beneficio será lo que gane con las pólizas, menos los gastos de reparación por siniestros. Y, si una persona genera más gastos en reparaciones de lo que paga por su póliza, no será un cliente rentable, por lo que a la aseguradora no le interesará mantenerlo.

Eso quiere decir que el principal factor que una aseguradora tiene en cuenta a la hora de decidir asegurarte, y lo que resume toda la información que te piden antes de hacerte una póliza, es cómo de probable será que des siniestros. O, dicho de otra forma, el riesgo. Así, si tienes un perfil de alto riesgo, las aseguradoras te rechazarán, o te darán precios muy elevados para que prefieras irte con otra compañía.

¿Y qué consideran las compañías un perfil de riesgo? A continuación tienes los principales motivos, que también son las razones por las que podrían no asegurar tu coche.

¿Por qué no puedo asegurar mi coche?

Porque eres muy joven

La edad es uno de los principales factores de riesgo que consideran las aseguradoras. En general, las compañías de seguros consideran conductor novel a cualquier persona menor de 26 años de edad, o que se haya sacado el carnet de conducir hace menos de dos años. Si cumples cualquiera de estos dos requisitos, cualquier seguro considerará que es más probable que sufras un accidente.

¿Quiere decir eso que, en el momento en que cumplas 26 años, te librarás de tu perfil de riesgo para siempre? Tristemente, no. En algunos casos, también se considerará perfil de riesgo a personas mayores de 55 años. Pasada esa edad, es posible que los reflejos vayan disminuyendo, lo que hace que la persona sea menos hábil al volante.

Tienes un coche peligroso

¿Qué consideran las aseguradoras un coche peligroso? La respuesta más obvia será un coche muy potente. Si te has comprado un auténtico bólido de carreras, las aseguradoras considerarán que es más fácil que pises de más y pierdas el control de la máquina.

Pero hay otro tipo de coche que las aseguradoras consideran peligrosos: los muy antiguos. Un coche con 15, 20 o incluso más años de antigüedad puede tener las piezas desgastadas, y sus estándares de seguridad estarán por debajo de los actuales. Por eso, no es extraño que las compañías de seguros se nieguen a asegurar coches de muchos años, o que limiten ciertas coberturas cuando consideren que pueden penalizarles. Es lo que ocurre, por ejemplo, con la asistencia en carretera: si el coche es muy antiguo, es más probable que parte de su mecánica falle, así que las aseguradoras reducen o eliminan la cobertura de asistencia en carretera.

Has tenido muchos accidentes en el pasado

Hemos mencionado que la edad es uno de los principales factores de riesgo que consideran las aseguradoras, pero los accidentes sufridos en el pasado son el otro gran motivo para que las aseguradoras no quieran asegurarte.

Son por todos conocidas las subidas del precio de renovación cuando se dan muchos partes al seguro. Pero, además, sufrir muchos siniestros en periodo corto de tiempo también pueden suponerte que la compañía no quiera renovarte.

Además, ten en cuenta que las compañías de seguros intercambian los datos de siniestralidad recientes de sus clientes. Por tanto, si varias aseguradoras se niegan a contratarte y no cumples el resto de criterios, probablemente la siniestralidad esté detrás de la negativa a asegurarte.

Tu perfil de riesgo empeora, en general

Son muchas las situaciones que pueden agravar tu riesgo de sufrir un accidente. Una de las más habituales será que tu hijo se saque el carnet de conducir y le incluyas en el seguro. En ese caso, y siempre que notifiques un agravamiento del riesgo, la póliza de ese coche deberá asumir un mayor riesgo de accidente.

Lo más normal en estas circunstancias es que la compañía te pida una sobreprima cuando notifiques el cambio en el riesgo. Sin embargo, también cabe la posibilidad, aunque sea pequeña, de que la aseguradora se niegue a mantener tu seguro y lo anule unilateralmente. Por supuesto, la compañía debe cumplir una serie de condiciones si decide “echarte” del seguro y notificarte con tiempo como para que puedas buscar una alternativa.

Bonus: Tu coche no está matriculado en España, o tú tienes la residencia fiscal fuera de España

Una última posibilidad, en este caso que no tiene que ver con el riesgo, es que tu residencia fiscal no esté en España, o que el vehículo tenga matrícula extranjera. La mayor parte de compañías de seguros españolas, tanto de auto como de otros ramos, tienen estos dos requisitos.

En lo que se refiere al lugar de matriculación, algunas compañías ofrecen seguros durante periodos limitados para placas provisionales. Sobre el lugar de residencia, no hay otra alternativa: será necesario que residas en España si quieres asegurar tu coche en este país.

¿Qué hago si no puedo asegurar mi coche?: El Consorcio de Compensación de Seguros

Si cualquiera de estas explicaciones se aplica a tu caso concreto, tal vez te veas en un momento de desesperación. Al fin y al cabo, el seguro del coche es obligatorio para circular. ¿De qué te serviría tener un coche y mantenerlo, si no puedes usarlo? Precisamente para ello existe el último recurso del Consorcio de Compensación de seguros.

Si estás en el punto de preguntarte “¿por qué no puedo matricular mi coche?”, suponemos que ya habrás vivido la experiencia de usar un comparador de seguros y, después de rellenar todos los datos que te piden, encontrarte con una parrilla de precios vacía. Sin embargo, por muy frustrante que pueda ser esta situación, no es suficiente para solicitar una póliza al Consorcio. Tampoco lo es que te oferten precios altísimos para el seguro a terceros más humilde, ya que en ese caso todavía tendrías ofertas.

Para que el Consorcio de Compensación de Seguros te pueda asegurar, debes mostrarles por lo menos dos certificados de no aseguramiento de dos compañías diferentes. En este documento, las aseguradoras declaran de forma oficial que rechazan asegurarte por suponer demasiado riesgo. También deberás presentar la documentación normal (carnet de identidad y de conducir, permiso de circulación del vehículo y ficha técnica).

Y, además del papeleo excesivo, el Consorcio de Compensación de Seguros tiene otro gran inconveniente para ti: Solo podrás contratar el seguro obligatorio de responsabilidad civil y un seguro básico de accidentes con ellos. Esto supone que, en la práctica, solo tendrás el seguro a terceros más básico posible. Así, en caso de necesidad no tendrás cobertura de lunas, de incendio, asistencia en carretera y, en general, ninguna de las coberturas que aportan valor añadido a una póliza de seguro de libre mercado.

¿Por qué no puedo asegurar mi coche? Conclusión

Ahora ya conoces los motivos más habituales por los que no podrías asegurar tu coche. Todos ellos se pueden resumir en un aumento elevado de tu perfil de riesgo. Y, como solemos recordarte, la forma más segura de mantener las subidas de precio de tu seguro a raya es siendo prudente al volante para evitar la siniestralidad.

Y, si a pesar de todo, crees que todavía puedes pagar menos por tu seguro, realiza una consulta rápida en un portal buscador de seguros. Comparar seguros es la manera más cómoda, rápida y barata de encontrar el seguro que más se adapte a tus necesidades. A través del comparador de precios CHECK24 podrás realizar toda esta gestión de forma fácil y cómoda. Aprovecha y revisa el precio de la póliza de tu coche y, ¡empieza a ahorrar!