¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Contacto y ayuda
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
Lunes a viernes de 9:00 a 21:00, y sábados de 9:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

El coche no arranca por frío: ¿qué hago?

6' coche no arranca por frio
Patricia Saiz
Patricia Saiz
16/01/2024

Con la llegada de los meses más fríos, con temperaturas bajo cero y heladas, muchos vehículos aparcados en la calle pernoctan en condiciones extremas que pueden poner a prueba su funcionamiento. Y esto es algo que no sólo sucede con vehículos antiguos o de segunda mano. Puede ser que al arrancar tu coche falle, y no llegues a entender por qué es tan difícil ponerlo en marcha. ¿Por qué sucede?, ¿cómo evitarlo? En este artículo te contamos las causas más frecuentes, y qué hacer si tu coche no arranca por frío.

Vamos a hablar sobre

Causas por las que el coche no arranca por el frío

Existen muchas causas por las que un coche no arranca por frío. Desde el uso de aceites inadecuados, unas bujías en mal estado, congelación del sistema de combustible hasta fallos de la batería o conexiones eléctricas defectuosas.

Batería descargada: aunque no es causa exclusiva de los meses más fríos, es una de las causas más comunes. La batería puede agotarse por luces dejadas encendidas, conexiones eléctricas débiles o simplemente por el desgaste natural.
Aumento de densidad del aceite: en climas fríos, un aceite más espeso puede dificultar el giro del motor, impidiendo su correcto funcionamiento y provocando un fallo en el arranque del coche.
Problemas eléctricos generales: el sistema eléctrico del vehículo puede estar dañado, con conexiones sueltas, fusibles fundidos o problemas en otros componentes que pueden afectar el arranque.
Sistema de combustible congelado: las partes del sistema de combustible, como el filtro de combustible o la boquilla del inyector, pueden congelarse, afectando el suministro de combustible.
Combustible congelado: el agua presente en el combustible puede congelarse, obstruyendo las líneas de combustible y evitando que el motor reciba combustible para poder arrancar.
Líquidos congelados: líquidos esenciales como el líquido refrigerante o el limpiaparabrisas pueden congelarse, causando problemas en el funcionamiento del motor y en la visibilidad.
Fallo en las bujías: bujías inapropiadas para temperaturas frías pueden dificultar la ignición del combustible.
Conductos de aire congelados: La entrada de aire al motor puede obstruirse si los conductos de aire están congelados, afectando la mezcla de aire y combustible.

Considerar estas causas y tomar medidas preventivas puede ayudarnos a evitar problemas de arranque del coche en condiciones de temperaturas extremas.

¿Qué hacer cuando el coche no arranca por el frío?

Seguir unas recomendaciones generales, revisar pautas del fabricante y realizar un mantenimiento regular para garantizar un rendimiento óptimo, puede ayudarnos a evitar situaciones en las que el coche no arranca por frío.

Mantenedores de batería: cargar la batería regularmente, especialmente en invierno. Considerar el uso de mantenedores de batería.
Evitar problemas con el aceite en invierno: utilizar aceites de motor con baja viscosidad diseñados para temperaturas frías. Realizar cambios de aceite según las especificaciones del fabricante.
Prevención de fallos eléctricos: verificar y reemplazar fusibles defectuosos, mantener las conexiones eléctricas limpias y secas o almacenar el vehículo en un garaje puede ayudar a prevenir problemas eléctricos relacionados con el frío. Es esencial un mantenimiento regular.
Evitar la congelación de combustible y líquidos: utilizar combustible de alta calidad y agregar aditivos anticongelantes al tanque de gasolina, así como uso de líquidos anticongelantes en el radiador y el limpiaparabrisas. Es vital asegurarnos de que estén en niveles óptimos.
Fallo en las Bujías: uso de bujías adecuadas para climas fríos según las especificaciones del fabricante.
Conductos de Aire Congelados: siempre que sea posible, evitar arrancar el motor en climas extremadamente fríos antes de que el vehículo se haya calentado un poco. Puede ser útil emplear protectores para los conductos de aire.

Calienta la batería y verifica sus conexiones

Si el coche no arranca por frío, calentar la batería y verificar las conexiones son dos revisiones útiles para solucionar el problema. Vamos a ver paso a paso cómo realizar este proceso:

Verificar las conexiones de la batería: asegúrate de que el vehículo está completamente apagado, incluyendo tanto luces como accesorios. Es útil buscar signos de corrosión, suciedad o conexiones sueltas en los terminales. Puedes efectuar una pequeña limpieza con un cepillo de cerdas metálicas.
Calentar la batería: si el clima es extremadamente frío, se puede calentar la batería utilizando un calentador específico o mantas térmicas diseñadas para baterías de automóviles. No es recomendable utilizar métodos de calentamiento extremos, como dirigir aire caliente directamente sobre la batería (por ejemplo con secadores). Deja que la batería alcance una temperatura moderada antes de intentar arrancar el motor.

Calentador de motor

El uso de un calentador de motor puede ser útil en situaciones en las que el coche no arranca por frío. ¿Cómo calentar el motor si no arranca por frío? Si queremos calentar el motor:

Verificar la batería: asegurarnos que se encuentra en perfecto estado y carga antes de optar por calentar el motor.
Usar el calentador: determinados vehículos cuentan con un calentador de motor integrado. Sigue las instrucciones del fabricante. En caso de que tu vehículo no cuente con uno, puedes comprar calentadores externos diseñados para motores de automóviles. Según las recomendaciones del dispositivo será posible conectarlo a un enchufe doméstico o requerirán una fuente de energía externa.
Tiempo de calentamiento: deja que el calentador funcione durante el tiempo recomendado por el fabricante. Esto puede variar según el tipo de calentador y las condiciones específicas.

Es importante recordar que el uso del calentador de motor es una medida temporal que no reemplaza la necesidad de abordar cualquier problema mecánico o eléctrico subyacente que pueda estar afectando el arranque del motor.

Intenta el arranque con cables

Si el motor no arranca, podemos entonces plantear la posibilidad de utilizar pinzas de arranque o conectar la batería a otro vehículo para proporcionar energía a nuestro coche. Para ello necesitaremos tanto unos cables de arranque en buen estado, como otro vehículo adicional con una batería cargada por completo. Vamos a ver como cargar la batería si nuestro coche no arranca por frío:

Estaciona el vehículo con la batería descargada (coche que no arranca) y el vehículo en funcionamiento lo más cerca posible, pero sin que se toquen. Asegúrate de que ambos vehículos se encuentran apagados antes de conectar los cables. Localiza las baterías y conecta los cables de la siguiente manera:

Conecta un extremo del cable rojo al terminal positivo (+) de la batería cargada. Conecta el otro extremo del cable rojo al terminal positivo (+) de la batería descargada.
Haz la conexión del extremo del cable negro al terminal negativo (-) de la batería cargada, y el otro extremo del cable negro a un punto de conexión a tierra en el vehículo que no arranca. Busca un metal sin pintura, como un perno en el bloque del motor, pero evita las partes móviles.
Enciende el motor del vehículo con la batería cargada y deja que funcione durante unos minutos. Intenta arrancar el motor del vehículo con la batería descargada. Si no arranca inmediatamente, espera unos minutos y vuelve a intentarlo.
Desconecta los cables en el orden inverso al que los conectaste: primero el cable negro del vehículo que no arranca, luego el cable negro del vehículo en funcionamiento, luego el cable rojo del vehículo que no arranca y finalmente el cable rojo del vehículo en funcionamiento.

Recomendaciones de CHECK24 para evitar que tu coche no arranque

En CHECK24 te aconsejamos que si tu coche no arranca por frío, además de seguir los pasos y recomendaciones anteriores, no dejes de lado valorar la intervención de un profesional especialista en un taller.

Un buen seguro de coche incluye entre sus coberturas de protección la asistencia en viaje. Por lo que si nuestro coche no arranca por frío y no conseguimos ponerlo en marcha, un remolque de grúa hasta nuestro domicilio es clave.

Con el comparador de seguros de coche CHECK24, puedes filtrar pólizas para tu vehículo al mejor precio y con las mejores garantías de protección en carretera.