¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Contacto y ayuda
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
Lunes a viernes de 9:00 a 21:00, y sábados de 9:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

Accidente de coche entre familiares : ¿Cubre el seguro?

6' accidente de coche entre familiares
Raquel Herrero
Raquel Herrero
16/01/2024

¿Cuál es la probabilidad de sufrir un accidente y que el otro implicado sea de tu familia? Estadísticamente hablando, nada es imposible. Y, sabiendo que las aseguradoras hablan de este supuesto expresamente en las pólizas de auto, cabe pensar que es relativamente frecuente. Pero el motivo por el que las compañías de seguros hablen de los accidentes de coche entre familiares en sus normas de suscripción puedes sorprenderte. A continuación, vemos cómo funciona tu seguro en caso de accidente de coche entre familiares, y qué opciones tienes en esta situación.

Accidentes de coche entre familiares

Puedes pensar que la posibilidad de sufrir un siniestro y que los dos implicados seáis de la misma familia es algo disparatada. Al fin y al cabo, el mundo no es tan pequeño. Sin embargo, es mucho más probable de lo que crees.

Por supuesto, y aunque un choque en la autovía entre miembros de una misma familia puede ocurrir, existen muchos supuestos de siniestro, desde los más escabrosos a los de menores consecuencias. Piensa en un evento familiar al que acudáis todos en coche y, al marcharos, tú y tu hermano hagáis un rozón al otro mientras maniobráis para salir del aparcamiento. Eso también tendría consideración de siniestro de cara a tu seguro, aunque no sea lo primero que te viene a la mente cuando hablamos de este tema.

En caso de accidente de coche entre familiares, aunque “todo quede en casa”, el protocolo sigue siendo el mismo: poneros de acuerdo, rellenar un parte y hacérselo llegar a la aseguradora. Y, en caso de que haya sido un siniestro grave y haya heridos, llamar a las autoridades y presentar el atestado de accidente en lugar del parte amistoso.

Sin embargo, y en este caso concreto de haber tenido un siniestro con alguien de tu misma familia, es altamente probable que tu aseguradora se niegue a cubrir este siniestro.

¿Por qué el seguro podría no cubrir un accidente de coche entre familiares?

Las compañías de seguros se cubren las espaldas todo lo que pueden de cara a posibles fraudes. Los engaños al seguro para recibir indemnizaciones o arreglos gratuitos son, desde la crisis financiera de 2008, una realidad muy presente en el sector. Por tanto, y cada vez más, las aseguradoras establecen límites para las situaciones que puedan resultarles sospechosas.

Si te paras a pensarlo, la familia cercana es un entorno perfecto para intentar planificar un fraude al seguro. Al fin y al cabo, ¿Quién mejor que alguien de confianza para maquinar este ardid? Pero precisamente haciendo algo así puedes crearle problemas al familiar que te haga ese favor. Desde manchar vuestro historial de siniestralidad durante años a cambio de unos euros, hasta veros implicados en un crimen de fraude por el que podéis pasar 3 años en la cárcel, las consecuencias son elevadas.

En cualquier caso, y de forma general, las compañías de seguros excluyen de sus coberturas los siniestros entre miembros de la familia hasta tercer grado de consanguinidad. Es decir, que si vas conduciendo y te chocas contra tu cónyuge, tus padres, tus hijos, abuelos, nietos, hermanos, tíos, sobrinos, o tus bisabuelos, ni tu seguro ni el suyo cubrirán los daños.

Otras situaciones que tu seguro no cubrirá

No es que el seguro de tu coche vaya en contra de tu familia. Hay muchos otros casos en los que tampoco tendrás cobertura. Las normas de suscripción de prácticamente todos los seguros en España excluyen los siguientes supuestos:

  • Conducir borracho o bajo los efectos de las drogas. En una situación así, no estarías en condiciones para conducir y tu seguro no daría la cara por ti.
  • No socorrer a un accidentado. Si te das a la fuga o no ayudas a un accidentado cuando tenías oportunidad, estarás infringiendo la ley, y tu seguro tampoco intercederá.
  • Situaciones cubiertas por el Consorcio de Compensación de Seguros. Catástrofes naturales, acciones de las fuerzas de seguridad del estado o actos de terrorismo, entre otros.
  • Circular por vías no aptas. Esta es una exclusión “con pinzas”, porque muchas compañías lo ofrecen como cobertura adicional. Sin embargo, de forma general la mayoría de seguros lo excluyen.
  • Conductores noveles no declarados. Como siempre te recordamos, es muy importante declarar a tu hijo en la póliza si tiene menos de 26 años, o si se acaba de sacar el carnet.                             

¿Y qué pasa si de verdad he tenido un accidente con un miembro de mi familia?

Por supuesto, existe la posibilidad de que el accidente con un familiar haya sido real. Eso ocurre con el ejemplo del evento familiar que hemos mencionado más arriba, o si vives en un núcleo urbano pequeño y es muy probable chocarte con alguien de tu familia. Las posibilidades son muchas y, como decíamos al empezar este texto, la estadística no te da probabilidad cero para ninguna de ellas.

Aun así, si te ves en una situación parecida a esta, todavía tienes algunos ases en la manga. El primero de todos será rellenar un parte amistoso como si se tratara de cualquier otro accidente. Este documento es la declaración aceptada por todas las empresas y organismos implicados en este proceso, y tanto a ti como a tu familiar os interesa rellenarlo de acuerdo a los requisitos que os piden. Si no sabes cómo rellenar un parte, aquí te explicamos paso a paso como hacerlo para que sea válido.

A continuación, debes hacérselo llegar a tu aseguradora de forma normal. Sin embargo, y al tratarse de un siniestro entre miembros de la misma familia, debes esperarte que la aseguradora lo desestime. Al fin y al cabo, está en las condiciones que firmaste al contratar la póliza.  

Cuando te notifiquen de que no te cubrirán este siniestro, deberás ponerte en contacto con el departamento de atención al cliente de tu compañía. Pregunta cómo reclamar que no te estén cubriendo el siniestro, y ser cuidadoso con los detalles.

Puedes pensar que poner una reclamación a tu seguro puede ser un David contra Goliat, pero no tiene por qué. Las aseguradoras cuentan con una figura conocida como defensor del cliente, cuyo trabajo es mediar por ti en situaciones como esta. Sin embargo, será importante seguir todos los requisitos de plazo y forma para poder presentar esta reclamación de forma exitosa. Normalmente, para procesos como este el plazo de respuesta es de entre 30 y 40 días.

Si, llegado este punto, la aseguradora sigue sin cubrirte la reparación ni indemnizarte, deberás plantearte poner otra reclamación, en este caso al Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. Este es un organismo externo a la aseguradora y que forma parte del Ministerio de Economía. Y, al ser parte de la administración, sus plazos son largos, con periodos de respuesta de hasta 6 meses.

Para ponerte en contacto con este organismo, consulta su web para obtener sus formularios de reclamación. Será recomendable que los envíes, una vez rellenos, por algún medio con acuse de recibo, como correo certificado. Además, deberás adjuntar documentos que justifiquen que ya has intentado reclamar a tu compañía.

Cómo cubre el seguro un accidente de coche entre familiares: Conclusión

Sufrir un accidente de coche entre familiares es un asunto espinoso. Más allá de la gravedad del siniestro, que puede ir desde un leve roce hasta un choque importante, supone complicaciones con tu seguro.

Como siempre, revisa bien las condiciones bajo las que contratas tu seguro y, si no te convencen, usa nuestro comparador de seguros de coche para conseguir la póliza que te de exactamente lo que necesitas. Comparar seguros es la manera más cómoda, rápida y barata de encontrar el seguro que más se adapte a tus necesidades. Aprovecha y revisa el precio de la póliza de tu coche, ¡y empieza a ahorrar!