¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Contacto y ayuda
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
Lunes a viernes de 9:00 a 21:00, y sábados de 9:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

Sistema start-stop de un coche, qué es y funcionamiento

6' start-stop coche
Patricia Saiz
Patricia Saiz
09/02/2024

En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el sistema start-stop de un coche. ¿Sabías que esta tecnología se utiliza en los vehículos para reducir el consumo de combustible y controlar las emisiones de gases contaminantes? Además, el sistema contribuye a minimizar el desgaste del motor y prolongar su vida útil. Te contamos cómo funciona el sistema start-stop del coche y qué modelos lo montan, así como la posibilidad de incluir el start-stop en tu vehículo si te interesa y tu vehículo no lo incluye de serie. ¡Sigue leyendo!

Vamos a hablar sobre

¿Qué es un sistema start-stop? ¿Cuál es su funcionamiento?

El sistema start-stop del coche, también conocido como «de arranque y parada automática«, es una tecnología diseñada para mejorar la eficiencia del combustible al apagar automáticamente el motor cuando el vehículo se detiene y volver a encenderlo cuando es necesario. Este proceso se lleva a cabo de manera automática, sin intervención del conductor, y su objetivo principal es reducir el consumo de diésel o gasolina y las emisiones de CO2.

El sistema start-stop del coche apaga automáticamente el motor del vehículo cuando se detiene, por ejemplo, en un semáforo o en un atasco, y lo vuelve a encender cuando el conductor pisa el embrague o el acelerador. De esta forma, se evita que el motor esté funcionando innecesariamente mientras el vehículo está parado, lo que reduce el consumo de combustible y permite conducir de forma más responsable con el medio ambiente.

Start-stop: ventajas y desventajas

El sistema start-stop del coche es una innovación valiosa en la industria del automóvil, y nos permite obtener beneficios significativos en cuanto a eficiencia de combustible y reducción de emisiones. Sin embargo, antes de considerar un vehículo con esta tecnología, es esencial comprender su funcionamiento y evaluar cómo se adapta a nuestras necesidades y estilo de conducción.

Ahorro de combustible

Una de las ventajas más destacadas del sistema start-stop del coche es su capacidad para ahorrar combustible conduciendo. Al detenerse en semáforos, atascos de tráfico o situaciones similares, el motor se apaga automáticamente, evitando el consumo innecesario de combustible.

Esta función contribuye significativamente a una mayor eficiencia energética y a la reducción de la huella ambiental de los vehículos. Según estudios recientes, el sistema start-stop puede ayudar a reducir el consumo de combustible entre un 5-15% . Además, el sistema también reduce el desgaste del motor y prolonga su vida útil.

Alarga la vida de la batería de un coche

Contrariamente a la creencia común, el sistema start-stop del coche puede contribuir al aumento de la vida útil de la batería del automóvil. Aunque el sistema se somete a ciclos de encendido y apagado más frecuentes, la batería está diseñada para soportar este tipo de demanda y, en algunos casos, puede beneficiarse de la recarga constante durante la conducción.

No funciona si nos quedamos sin batería

Una de las desventajas más directas es su dependencia a la batería de nuestro automóvil. Por lo que es crucial tener en cuenta que si la batería del vehículo está demasiado descargada, el sistema start-stop no podrá funcionar de forma óptima. En situaciones donde la batería no tiene la carga suficiente, el motor continuará en marcha constante para evitar problemas de arranque.

Si el sistema start-stop del coche no funciona correctamente, puede ser por diferentes motivos. Es fundamental ser consciente de estas eventualidades para abordarlas de manera eficiente y garantizar un rendimiento óptimo del sistema.

Por sobreesfuerzo de la batería en condiciones de temperatura exterior demasiado altas o demasiado bajas. Lo mismo ocurre con la temperatura del motor que exigirá más de la batería con temperaturas extremas.
Por batería descargada, carga insuficiente o mal funcionamiento. Si la batería de nuestro coche no tiene la carga correcta, el start-stop del coche tampoco va a funcionar. Tampoco si alguno de los sensores de la batería no detectan bien la carga.
Por fallo de motor o en el sistema de inyección. El sistema también se desactiva en la mayoría de fallos de motor o de inyección.
Por necesidad de actualización de software. Las actualizaciones de software son esenciales para mejorar el rendimiento del sistema start-stop. Asegúrate de que el software del vehículo esté actualizado según las recomendaciones del fabricante.

Recuerda que en caso de avería del sistema start-stop del coche o error inesperado de la batería de tu vehículo, es recomendable contactar con la compañía de tu seguro de coche para hacer uso de la cobertura de asistencia en viaje. Podrán facilitarte el asesoramiento y ayuda que necesitas en caso de accidente o avería.

Necesidad de un gran motor de arranque

Otra desventaja del sistema start-stop del coche es que requiere un motor de arranque más grande y potente que el que se utiliza en los vehículos convencionales. Esto se debe a que el motor de arranque debe ser capaz de encender el motor del vehículo con mayor frecuencia.

El sistema start-stop requiere un motor de arranque potente y eficiente. Lo que significa que los vehículos equipados con esta tecnología suelen incorporar motores de arranque más eficientes y duraderos para garantizar un rendimiento consistente a lo largo del tiempo.

¿Cómo arrancaría un coche con este tipo de sistema?

El proceso de arranque con un sistema start-stop en el coche es sencillo y automatizado. Cuando el conductor pisa el pedal del acelerador o suelta el freno, el sistema detecta la acción y enciende el motor de manera instantánea. Este proceso rápido y eficiente brinda una experiencia de conducción fluida y sin inconvenientes.

No obstante, el sistema también tiene en cuenta otros factores, como la temperatura del motor, la carga de la batería y la demanda eléctrica del vehículo, para determinar cuándo es el momento adecuado para apagar y encender el motor.

¿Qué modelos de coche suelen contar con esta prestación?

El sistema start-stop del coche ha ganado popularidad y se ha convertido en una característica común en muchos modelos de vehículos modernos. Desde automóviles compactos hasta SUVs y vehículos de lujo, muchos fabricantes integran esta tecnología en sus modelos para ofrecer eficiencia y reducción de emisiones.

Los modelos de coche que suelen contar con el sistema start-stop son cada vez más populares y extendidos. Hasta la fecha, la mayoría de marcas más conocidas equipan sus coches con el sistema start-stop. Entre ellas se encuentran Peugeot, Citroën, Smart, Volvo, Land Rover, Volkswagen, SEAT, Nissan, Fiat, Bentley, BMW, Ford, Chevrolet, Hyundai, Honda, Jaguar, Kia, Mazda, Toyota y otras.

Algunos de los modelos que incluyen el sistema start-stop son el Toyota Prius, BMW Serie 1 y Serie 3, el Audi A3, el Volkswagen Golf, el Ford Fiesta, Hyundai Kona, Mercedes-Benz C-Class y el Renault Clio.

¿Se podría montar una batería start-stop en un coche normal?

Sí, es posible instalar una batería start-stop en un coche normal. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el sistema start-stop requiere una batería especial que pueda soportar el mayor número de ciclos de carga y descarga que se producen cuando el motor se apaga y se enciende con más frecuencia. Además, el sistema start-stop también requiere un motor de arranque más grande y potente que el que se utiliza en los vehículos convencionales.

¿Es posible instalar una batería start-stop en un coche convencional? Depende de varios factores, como el sistema eléctrico del vehículo y la compatibilidad con el equipo necesario. En algunos casos, es posible realizar la actualización, pero se recomienda consultar con un profesional para evaluar la viabilidad y realizar la instalación de manera adecuada.