¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Contacto y ayuda
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
Lunes a viernes de 9:00 a 21:00, y sábados de 9:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

Qué es y cuáles son las averías del sensor ECT

5' sensor ect (2)
Patricia Saiz
Patricia Saiz
18/01/2024

El Sensor de Temperatura del Refrigerante o ECT (Engine Coolant Temperature) es una pieza clave para el funcionamiento del motor de tu vehículo. Este sistema mide y comunica la temperatura del líquido refrigerante, desempeñando un papel crucial en la eficiencia del combustible, el rendimiento del motor y la prevención del sobrecalentamiento. Lee más sobre el sensor ECT que controla la refrigeración del coche, y descubre por qué es importante para un funcionamiento óptimo de tu automóvil.

Vamos a hablar sobre

¿Qué es el sensor ECT y para qué sirve?

El Sensor de Temperatura del Refrigerante, conocido como ECT por sus siglas en inglés (Engine Coolant Temperature), es una parte crucial del sistema de gestión del motor de un vehículo. Este dispositivo mide la temperatura del líquido refrigerante del motor, proporcionando datos esenciales para el control del rendimiento del motor y la eficiencia del combustible. Descubre en detalle cómo opera y su función vital en este artículo CHECK24.

¿Para qué sirve el sensor ECT del coche?

Medición de la Temperatura: el sensor ECT utiliza un termistor, un dispositivo cuya resistencia eléctrica varía con la temperatura ayudando a su medición. A medida que la temperatura del refrigerante cambia, la resistencia también lo hace.
Información al Sistema de Control: la variación de la resistencia se traduce en una señal eléctrica que se envía al módulo de control del motor. Esta información es crucial para ajustar la mezcla de combustible y aire, el avance del encendido y otros parámetros del motor.
Arranque en Frío: durante el arranque en frío, el sensor ECT informa al sistema para enriquecer la mezcla de combustible, asegurando un arranque suave y eficiente.
Eficiencia del Combustible: el sensor ayuda a optimizar la eficiencia del combustible al garantizar que el motor funcione a la temperatura adecuada.
Evita Sobrecalentamiento: el ECT ayuda a prevenir el sobrecalentamiento del motor al activar el ventilador de refrigeración siempre que es necesario.
Optimización del Rendimiento: contribuye a la optimización del rendimiento del motor y a la reducción de emisiones al ajustar los parámetros en función de la temperatura.

En resumen, el sensor ECT desempeña un papel crucial en el mantenimiento de condiciones óptimas de funcionamiento para el motor, asegurando un rendimiento eficiente y prolongando la vida útil del vehículo.

¿Dónde se encuentra el sensor de temperatura del refrigerante?

El ECT generalmente se encuentra en una ubicación estratégica del motor, cerca del termostato o en el conducto del refrigerante. Aunque la ubicación específica del Sensor de Temperatura del Refrigerante (ECT) puede variar según el modelo y la marca del vehículo. Sin embargo, existen algunas ubicaciones comunes donde podemos encontrar este sensor:

Cerca del Termostato: el termostato controla el flujo del refrigerante y se encuentra en el conducto del líquido refrigerante. El sensor ECT a menudo se coloca cerca de este área para medir con precisión la temperatura del refrigerante.
En el Bloque del Motor: en algunos motores, especialmente en aquellos que no tienen el termostato cerca, el sensor ECT puede ubicarse en el bloque motor.
En la Culata: otro lugar común es la culata del motor. Este posicionamiento permite al sensor detectar rápidamente los cambios de temperatura cerca de la fuente de calor.
En el Radiador: en algunos casos, especialmente en vehículos más modernos, el sensor ECT puede colocarse en el radiador para medir la temperatura del líquido refrigerante que fluye hacia y desde el motor.

Para determinar la ubicación precisa, se recomienda consultar el manual del propietario del automóvil o buscar información en la web de los fabricantes.

¿Cuáles son las señales de fallo en el sensor de temperatura del refrigerante?

Detectar un fallo en el sensor ECT es esencial para prevenir problemas mayores en el funcionamiento del motor. Lecturas de temperatura incoherentes o problemas con el rendimiento del motor pueden ocasionar una mala refrigeración o generar un consumo excesivo de combustible.

Posibles averías en el sensor ECT

Si te preguntas cómo detectar una avería en el sensor ECT del coche, vamos a detallarte algunas de las señales de fallo más habituales.

Indicador de Temperatura Incoherente: la lectura del indicador de temperatura en el panel de instrumentos puede ser inestable, mostrar temperaturas extremas o permanecer en el nivel más bajo o más alto de lo normal.
Problemas de Arranque en Frío: si observamos que el vehículo experimenta dificultades para arrancar en frío, ya que el sensor ECT ayuda a ajustar la mezcla de combustible y aire durante esta fase crítica.
Consumo Excesivo de Combustible: un fallo en el sensor puede resultar en una mezcla de combustible incorrecta, lo que lleva a un aumento en el consumo de combustible. Observarlo es crucial.
Rendimiento del Motor Irregular: podemos notar una pérdida de potencia, tirones o un rendimiento general del motor deficiente debido a la falta de datos precisos de temperatura.
Luz de Advertencia del Motor (Check Engine): la activación de la luz de advertencia del motor en el panel de instrumentos puede ser una señal de un problema en el sistema, y el sensor ECT podría ser la causa.
Sobrecalentamiento o Recalentamiento Excesivo: si el sensor falla y no envía señales adecuadas para activar el sistema de enfriamiento, el motor puede sobrecalentarse.

Es importante abordar cualquier señal de fallo de manera inmediata para evitar problemas más graves en el motor y garantizar un rendimiento eficiente del vehículo. En caso de duda, se recomienda llevar el automóvil a un taller mecánico para realizar un diagnóstico adecuado.

Recomendaciones desde CHECK24 para evitar posibles averías en el ECT

La prevención es clave para mantener el sensor en buen estado. Desde CHECK24 te dejamos algunas recomendaciones de mantenimiento que te ayudarán a prolongar la vida útil del sensor:

Mantenimiento Regular del Sistema de Enfriamiento: revisa y remplaza el líquido refrigerante según las recomendaciones del fabricante. Utiliza refrigerante de calidad y adecuado para tu vehículo. Un refrigerante de baja calidad o inadecuado puede afectar negativamente al sensor ECT.
Mantén el sistema de refrigeración limpio y libre de depósitos y sedimentos que puedan afectar la lectura del sensor ECT.
Inspección Visual del Sensor ECT: con cierta periodicidad, realiza una inspección visual del sensor ECT y sus conexiones en busca de signos de desgaste, corrosión o daños.
Conducción Suave: evita arranques y paradas bruscas así como conducción agresiva, ya que estas acciones pueden someter al motor a cambios de temperatura repentinos.
Revisión del Termostato: asegúrate de que el termostato esté en buen estado. Un termostato defectuoso puede influir en el rendimiento del sensor ECT.
Escaneo Periódico con un OBD-II: realiza escaneos periódicos en taller con un escáner de diagnóstico OBD-II para verificar posibles códigos de fallo relacionados con el sensor ECT.

Al seguir estas recomendaciones, contribuirás a mantener en buen estado el sensor ECT y a prevenir posibles averías.