¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Contacto y ayuda
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
Lunes a viernes de 9:00 a 21:00, y sábados de 9:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

¿Se puede tener un coche asegurado en dos compañías?

8' se puede tener un coche asegurado en dos compañias
Raquel Herrero
Raquel Herrero
16/01/2024

Puede parecer una situación loca. ¿Para qué querrías tener dos seguros para tu coche contratados al mismo tiempo? No suena a algo favorable para el cliente, aunque sea solo por tener que pagar dos recibos. Pero la realidad es que se puede tener el coche asegurado en dos compañías o más, y pasa más de lo que parece. Puedes verte en esta situación si la compañía con la que has estado hasta ahora no tramita la baja cuando quieres cambiar de seguro. Pero lo más habitual es que ocurra si no das tu seguro de baja correctamente y te limitas a devolver el recibo, o si te despistas y te cobran las dos pólizas.

Como te imaginarás, el seguro del coche te saldría muy caro si te pasara esto, pero esa no es la única consecuencia que puede tener. Te adelantamos que tener la póliza del seguro duplicada puede suponerte estar completamente desprotegido. A continuación, vemos si se puede tener un coche asegurado en dos compañías distintas, cómo te afecta y qué debes hacer para que no te perjudique.  

¿Se puede tener un coche asegurado en dos compañías distintas?

Sí, se puede tener un coche asegurado en dos compañías distintas, en el sentido de que no hay ninguna ley que lo prohíba. Que esta situación sea interesante para ti es una cuestión completamente diferente.

Así, la ley del Contrato de Seguro habla de la posibilidad de tener un mismo coche asegurado varias veces, y a esto lo llama sobreseguro. Pero, en contra de lo que este nombre pueda insinuar, si se te da la situación de sobreseguro no estarás sobreprotegido, sino que puedes no estarlo en absoluto.

Si vamos a la Ley del Contrato del Seguro, veremos que esta dice:

Cuando en dos o más contratos estipulados por el mismo tomador con distintos aseguradores se cubran los efectos que un mismo riesgo puede producir sobre el mismo interés y durante idéntico período de tiempo el tomador del seguro o el asegurado deberán, salvo pacto en contrario, comunicar a cada asegurador los demás seguros que estipule. Si por dolo se omitiera esta comunicación, y en caso de sobreseguro se produjera el siniestro, los aseguradores no están obligados a pagar la indemnización.

Una vez producido el siniestro, el tomador del seguro o el asegurado deberá comunicarlo, de acuerdo con lo previsto en el artículo dieciséis, a cada asegurador, con indicación del nombre de los demás.

Los aseguradores contribuirán al abono de la indemnización en proporción a la propia suma asegurada, sin que pueda superarse la cuantía del daño. Dentro de este límite el asegurado puede pedir a cada asegurador la indemnización debida, según el respectivo contrato. El asegurador que ha pagado una cantidad superior a la que proporcionalmente le corresponda podrá repetir contra el resto de los aseguradores.

Traduciendo este texto legal a un lenguaje más llano, vemos que tener el coche asegurado en dos compañías distintas no son buenas noticias. Si te ves en esta situación y las aseguradoras se dan cuenta antes que tú de que tienes doble seguro, pueden entender que lo has hecho a posta para sacar beneficio económico. Y, cuando se considera que has ocultado información a la compañía (o compañías, en este caso) para enriquecerte, tus seguros no estarán obligados a cubrirte. La misma ley del Contrato del Seguro también dice:

El seguro no puede ser objeto de enriquecimiento injusto para el asegurado. Para la determinación del daño se atenderá al valor del interés asegurado en el momento inmediatamente anterior a la realización del siniestro.

Es decir, que tener dos seguros a la vez puede funcionar como no tener seguro, y que ninguna de las compañías que te ha pasado el recibo te cubra nada.

Sin embargo, tener dos pólizas de seguro tiene otros inconvenientes a mayores.

Los riesgos que te supone tener dos pólizas para el mismo coche

Pagar el doble (¡o más!) por tu seguro del coche

Este riesgo es completamente inevitable si tienes el coche asegurado en dos compañías distintas a la vez. Si te descuidas y no das de baja un seguro antes de contratar el siguiente, o no lo solicitas correctamente, te pasarán el recibo de las dos pólizas, y las dos estarán en vigor. Y, como ya hemos visto en otras ocasiones, devolver el recibo no es la forma correcta de dar de baja un seguro de coche. Usar este método poco ortodoxo para dar de baja el seguro puede traer consecuencias, empezando por la que estamos tratando aquí, y pasando por ser considerado moroso e incluso procesos legales para reclamarte dinero.

Más burocracia en caso de siniestro

Como hemos visto, si tienes el coche asegurado en dos compañías distintas deberás dar parte del siniestro a todas las aseguradoras con las que tengas contrato para tu coche. Además, junto con el parte debes informar de que estás en situación de sobreseguro, e indicar las otras compañías en las que estás asegurado.

Si ya de por si dar un parte al seguro es un trámite que puede hacerse complicado, cuando tienes que notificarlo a varias aseguradoras aumentas la cantidad de burocracia.

Que no te cubra ninguna de las dos compañías

Esta es la consecuencia más grave de tener varios seguros para el mismo coche en vigor, y ya la hemos mencionado antes.

Así, si no notificas a todas las aseguradoras donde tienes contrato para tu coche de la situación, considerarán que estás intentando cometer fraude. En este caso, se entenderá que estás intentando ocultar la situación para cobrar el doble de indemnización, que es algo que la ley del seguro prohíbe expresamente:

El seguro no puede ser objeto de enriquecimiento injusto para el asegurado. Para la determinación del daño se atenderá al valor del interés asegurado en el momento inmediatamente anterior a la realización del siniestro.

Todo esto supone que, si no comunicas de la situación del doble seguro, tus aseguradoras puedan atenerse a la ley y no cubrirte los siniestros, retirarte parte de las coberturas, o reclamarte a posteriori la cantidad que te han cubierto. Y, como te puedes imaginar, ninguna de estas situaciones es deseable.

¿Qué hago si tengo el coche asegurado dos veces?

Llegados a este punto, ya sabes que tener varios seguros para el mismo coche a la vez es una malísima idea. Pero si, por desgracia, te ves en esta situación, mantén la calma. Todavía hay algunas cosas que puedes hacer para poner fin a esta situación.

La clave para evitar un sobreseguro es darse cuenta a tiempo. Si ves que te han pasado dos recibos de dos aseguradoras diferentes, no pierdas ni un segundo. Ponte en contacto con ambas para explicar lo ocurrido y ver qué opciones tienes. Las mas habituales serán las siguientes:

Da de baja tu nuevo seguro en los primeros 14 días siguientes a la contratación

Si has contratado tu nuevo seguro por medios telemáticos (por ejemplo, a través de un comparador de precios online), la ley te da un periodo de 14 días para contactar a la compañía y dar la póliza de baja.

Es importante tener en cuenta que solo tienes esta posibilidad si contrataste el seguro por teléfono o por internet.

Da de baja tu seguro previo

Si crees que has tramitado correctamente la baja del seguro que ya no quieres, intenta ponerte en contacto con la aseguradora. En ocasiones, algún cruce de información entre departamentos puede hacer que tu solicitud se haya recibido correctamente, pero aun así te hayan pasado el recibo.

Por suerte, este es uno de los supuestos en los que puedes devolver el recibo del seguro sin miedo a las consecuencias. Aun así, si antes de hacerlo contactas con tu aseguradora, evitarás empeorar el problema. Tal vez tú pienses que has tramitado la baja correctamente, pero puede ser que no hayas respetado los plazos, o que el canal que usaste no sea el correcto para este trámite.

Deja una de las pólizas en suspenso

Otra posibilidad para evitar tener el coche asegurado en dos compañías distintas es pedir a una de las aseguradoras que deje la póliza en suspenso. Este es un proceso poco ortodoxo, pero llegados a este punto no pierdes nada por intentarlo. Así, deberás contactar con tu aseguradora y explicarles lo ocurrido.

Si acceden a suspender temporalmente tu póliza, no te devolverán lo que has pagado. En su lugar, pausarán tus coberturas durante el periodo de tiempo pactado. Cuando llegue el momento de renovar tu seguro y tú des de baja tu otro seguro correctamente, la póliza entrará en vigor, y lo que pagaste inicialmente empezará a consumirse en ese momento.

En caso de que tuvieras la posibilidad de suspender una de las pólizas, tal vez te pidan una sobreprima cuando entre en vigor de verdad. Sin embargo, esta posibilidad sigue resultando más barata que pagar dos seguros a la vez.

Cuando no te quede otra opción, mantén los dos seguros

En el peor de los casos, ninguno de los dos seguros aceptará la baja ni la suspensión, y tendrás dos seguros en vigor. El inconveniente inevitable, como ya hemos visto, será pagar dos veces. Sin embargo, todavía puedes gestionar la situación de forma que no pierdas coberturas.

Lo más importante en este caso será informar a las aseguradoras de lo que ha ocurrido. De esta forma, no podrán considerar que actúas de mala fe para cobrar dos indemnizaciones y enriquecerte a su costa.

Una vez ambas aseguradoras acepten mantener la póliza que tienes con ellos, no deberías tener más problemas. Como bien sabes, los seguros de coche no suelen requerir mucha atención, excepto cuando sufres un siniestro.

En caso de accidente, deberás informar a las dos aseguradoras del accidente. Una vez notificadas, las aseguradoras se repartirán las coberturas que te correspondan, y cada una se hará cargo de un porcentaje. De esta forma, tendrás la cobertura justa de acuerdo a tu coche y a tus seguros.

En el momento de la renovación, actúa con tiempo

Una vez pase un año desde que empieces a tener dos seguros, no te duermas en los laureles. Ya has pasado por esto una vez, y sabes de buena tinta que no te conviene prolongarlo. Este es el momento de dar de baja el seguro que no quieres, mediante un escrito y respetando el plazo de aviso de 30 días de antelación.

Tener un coche asegurado en dos compañías: Conclusión

Así, has visto que sí se puede tener un coche asegurado en dos compañías distintas, y que no es recomendable para ti. Para evitarlo, sé cuidadoso en los plazos y no dejes pasar la fecha de vencimiento de tu seguro.

Además, si empiezas a comparar seguros dos meses antes de la fecha de vencimiento de tu póliza actual, obtendrás las mejores ofertas. Así no solo ahorrarás por no pagar varios seguros a la vez, sino que podrás conseguir el mejor precio sin sacrificar ninguna cobertura.