¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Ayuda y contacto
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
lunes a viernes de 09:00 a 21:00, sábados de 09:00 a 18:00 y domingos de 09:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

Los riesgos de circular sin seguro ¡No te la juegues!

6' circular sin seguro
Fecha de publicación: 29/07/2022
Fecha de revisión: 18/04/2024

Tal vez, si alguna vez has tenido que hacerte cargo de un coche de un familiar que lleva mucho tiempo aparcado, o has comprado un coche y lo has tenido que sacar del concesionario por primera vez, te has dicho “¿Qué puede pasar por moverlo aunque no tenga seguro?”. Sabes que es algo sancionable, pero una voz un poco imprudente en tu cabeza te dice que es casi imposible que te paren en un control. Sin embargo, la respuesta a tus dudas es que circular sin seguro, por corto que sea el trayecto, puede traerte graves consecuencias. Y también puede tenerlas tener el coche sin seguro aparcado. A continuación te contamos cuáles son los riesgos de circular sin seguro. 

El seguro del coche, obligatorio en España

A estas alturas, no hace falta insistir en la obligación de que todos los vehículos a motor con estacionamiento habitual en España cuenten con un seguro. Es algo, en mayor o menor medida, sabido por todos. Sin embargo, no conocer las consecuencias que puede tener incumplir esta obligación, o tomarse la norma con flexibilidad, hace que algún conductor despistado circule sin seguro en vigor. Y, si nos vamos a nivel estatal, esos pocos “conductores despistados” derivan en 130.000 multas por no tener seguro al año, según la Dirección General de Tráfico.

De todos los estudios hechos al respecto, todos rondan alrededor de las mismas cifras: más de 2 millones y medio de vehículos en España están dados de alta, pero no tienen seguro. Por supuesto, en este total también entran coches abandonados que no se han dado de baja correctamente y otras irregularidades administrativas. Sin embargo, sigue siendo una cifra muy elevada.

Consecuencias de circular sin seguro

La realidad es que circular sin seguro tiene muy diversas consecuencias para el conductor. Las más inmediatas son los que mejor funcionan como motivo disuasorio para quienes se plantean coger el coche antes de tener una póliza de seguro en vigor. Sin embargo no son, ni de lejos, la peor consecuencia con la que puedes encontrarte.

Sanción económica

Como hemos dicho, el principal motivo por el que hasta los más despistados buscan seguro para su coche son las multas. Las sanciones por tener un vehículo sin asegurar en la vía pública van desde los 601 € a los 3.005 €, dependiendo del tipo de vehículo y de si está parado o en movimiento. Según la DGT, en el caso de coches sin asegurar que estén circulando, la multa es de 1.500 €, y el importe se rebaja a 800 € si el coche está aparcado en la vía pública.

Las autoridades podrán sancionarte por no tener seguro tras realizarte un control, pero también a través de algunos radares. Desde el año 2016 la DGT dispone de radares capaces de consultar en tiempo real si un vehículo está asegurado a través de la matrícula.

Inmovilización del vehículo

Si te pillan en la vía pública con el coche sin asegurar, además de la multa, las autoridades inmovilizarán tu coche y la grúa se lo llevará al depósito. En este punto, no podrás recuperarlo hasta que no tengas un seguro de coche en vigor, y además hayas pagado los costes de depósito y precinto del vehículo.

Así, puestos a sumar sanción y costes del servicio de grúa, el precio por circular sin seguro puede salirte mucho más caro que un seguro a todo riesgo.

Sin embargo, estas multas son el mal menor en caso de circular sin seguro. Los mayores problemas llegan en el momento de sufrir un accidente.

En caso de accidente

Nadie se para a pensar en la posibilidad de sufrir un accidente, en la mayoría de casos. Y, por desgracia, este es el motivo por el que una cantidad nada desdeñable de gente no asegura su coche. Sin embargo, verse implicado en un siniestro es más probable de lo que te puedes imaginar. Y, en caso de no tener seguro, todo el proceso de

Accidentes de circulación

Si sufres un accidente de tráfico en un momento en el que no tengas seguro de coche en vigor, tienes un serio problema. Además de que los otros implicados en el siniestro llamen a las autoridades y te pongan la multa por circular sin seguro, una vez entren en juego las aseguradoras, las cosas se complican para ti.

En el momento en que el seguro del culpable analice lo ocurrido, verán que no tenías seguro y se negarán a cubrir los daños. Y, si el accidente lo has producido tú, directamente no habrá seguro que se haga cargo del siniestro en tu nombre.

Inicialmente, el Consorcio de Compensación de Seguros se hará cargo de los gastos a terceros. Todas las primas de seguro pagadas en España tienen un recargo que va a parar al Consorcio, precisamente para hacerse cargo de situaciones como esta.  Sin embargo, esta institución te reclamará el gasto a ti.

Y ten en cuenta que, ya que no tienes seguro, no tendrás cobertura jurídica para estos casos, por lo que a la factura deberás sumarle el abogado y las costas judiciales de todo el proceso.

Siniestros en estacionamiento

Aunque en nuestra cabeza el concepto de “accidente” ocurra entre vehículos en movimiento, también se dan siniestros en parado. Desde un choque con un coche aparcado hasta una explosión en un garaje, pasando por frenos de mano que se sueltan y cientos de posibilidades más. Al final, un coche es una máquina de varias toneladas que puede fallar de muy diversas formas.  

En caso de que cualquiera de estas cosas ocurra cuando el coche esté sin asegurar, ninguna compañía se haría cargo de los gastos derivados. Así, si el accidente en parado ha sido por choque con otro vehículo, ocurrirá lo mismo que en caso de accidente de circulación, y el Consorcio de Compensación de Seguros acabará reclamándote la cantidad.

Si, por el contrario, se trata de un fallo del vehículo que genera daños en tu casa o en la vía pública, todos los gastos irán de tu cuenta. Mobiliario urbano, daños en tu casa…

Dificultad para encontrar seguro en el futuro

Por último, pero no menos importante, si tienes una mala experiencia por circular sin seguro y decides volver a la legalidad, tal vez no te resulte fácil.

Muchas aseguradoras desconfían a la hora de asegurar vehículos no nuevos que no tengan otra póliza anterior. Como resultado, tienen una política de no asegurar coches que ya estaban en circulación pero no asegurados.

Y, en caso de que te aseguren, el precio de tu póliza será peor, ya que se te considera un perfil de riesgo tras haber estado circulando sin seguro.

¿Cómo puedo demostrar que tengo seguro para mi coche?

Si después de leer todo lo que te puede pasar por conducir sin seguro has consultado el estado de tu póliza, no podemos culparte. Las consecuencias de conducir sin seguro de coche pueden llegar a ser demasiado graves como para arriesgarse. Sin embargo, ¿cómo podrás demostrar que tienes seguro cuando de verdad lo necesites?

Hasta hace no tanto, la prueba de fuego para demostrar que teníamos el coche asegurado era llevar el último recibo en la guantera. En esa carpeta que solo veía la luz en la ITV y en controles de tráfico viajaban todos los documentos que justificaban que todos los trámites de tu coche estaban en regla.

Sin embargo, aunque muchos conductores mantengan esta costumbre, ya no es necesario llevar una copia del recibo. La policía, la guardia civil y otras autoridades de tráfico pueden consultar en tiempo real el Fichero Informativo de Vehículos Asegurados. Esto les permite, usando solo el dato de la matrícula, saber si un coche circula con toda la documentación en regla.

Por tanto, siempre y cuando tengas el seguro pagado, todo estará en orden.

Circular sin seguro: conclusiones

El posible ahorro que puedes usar para justificar circular sin seguro puede salirte muy caro. Multas, tasas municipales de la grúa y, por encima de todo, pagar todos los daños producidos en un accidente si te ves implicado.

Hablando del seguro del coche, siempre será mejor que no te arriesgues. Y, si crees que tu póliza es muy cara, consulta precios en nuestro comparador de seguros. En solo unos minutos tendrás presupuestos de las principales compañías para la modalidad que necesites.