¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Contacto y ayuda
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
Lunes a viernes de 9:00 a 21:00, y sábados de 9:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

¿Cubre pintar el coche mi seguro a todo riesgo?

7' seguro todo riesgo pintura coche
Patricia Saiz
Patricia Saiz
23/01/2024

La elección de un seguro a todo riesgo para tu vehículo es una decisión crucial. Y una de las preguntas más frecuentes entre los conductores es si este tipo de póliza cubre los gastos de pintura en caso de daños derivados de un siniestro. ¿Es posible darle un nuevo brillo al automóvil sin vaciar nuestra cuenta bancaria?, ¿el seguro a todo riesgo cubre la pintura de mi coche? En este artículo, exploraremos detalladamente las coberturas que ofrece un seguro a todo riesgo. Veremos además, si es posible hacer que nuestro vehículo vuelva a lucir como salido de fábrica evitando las temidas penalizaciones por dar parte al seguro.

Vamos a hablar sobre

Lo primero que debes conocer es que, si quieres que el seguro de coche te cubra daños propios a tu vehículo, es necesario contratar un seguro de coche a todo riesgo. Ya que los seguros de coche a terceros o terceros ampliado no incluyen entre sus coberturas ningún daño propio que pueda recibir la chapa del coche, incluida la pintura. A menos, que este haya sido provocado por una tercera persona culpable del accidente. Si quieres pintar el coche gracias a la póliza de seguro a todo riesgo, sigue leyendo. Te contamos todo lo que necesitas saber.

Si tu coche ha sufrido daños tras un siniestro y cuentas con un seguro a todo riesgo, es probable que la aseguradora se responsabilice. No obstante, se encargará de peritar los daños del vehículo antes de autorizar una reparación de cualquier elemento. Lo que incluye pintar el coche con el seguro a todo riesgo.

Y si tengo un seguro con franquicia, ¿me pintarían el coche?

Cuando optamos por un seguro a todo riesgo con franquicia, es importante entender cómo afecta esto a las coberturas. Pintar el coche con un seguro a todo riesgo no implica siempre coste cero. Y es que lo primero que tenemos que comprender de esta modalidad de seguro es el concepto de «franquicia».

En el contexto de un seguro de coche, la «franquicia» se refiere a la cantidad de dinero que el asegurado debe pagar de su propio bolsillo antes de que la aseguradora comience a cubrir los gastos relacionados con un siniestro. Es una especie de «copago» entre compañía aseguradora y asegurado, que se aplica en caso de accidentes, daños o pérdidas cubiertas por nuestra póliza de seguro.

Por ejemplo: imaginemos que nuestra póliza contempla una franquicia de 250€. Damos parte al seguro tras un siniestro, y el taller estima el coste de pintar el coche con el seguro a todo riesgo en 450€. Como asegurados tendríamos que pagar los primeros 250€, y la aseguradora cubriría los 200€ restantes.

En caso de daños en la chapa o en la pintura del coche que procedan de distintos siniestros, las aseguradoras analizan los daños por partes. Pintar el coche con el seguro a todo riesgo exige que la aseguradora divida nuestro coche en distintas «zonas». Si tenemos golpes o rozaduras de diferentes siniestros, cada zona requerirá de su parte propio e individual. En cambio, si los arañazos o abolladuras proceden de un mismo golpe o accidente, entonces se podrá dar un único parte. 

Esto afecta enormemente en el caso de los seguros de coche a todo riesgo con franquicia. Ya que el caso de que se considere que cada imperfección o desperfecto procede de un siniestro distinto, tendrás que pagar el importe de la franquicia tantas veces como zonas necesiten reparación. Por el contrario, si todos los daños proceden del mismo siniestro, tan sólo se abonará la franquicia en una ocasión.

Otro aspecto a considerar es el precio del vehículo. Y es que, si nuestro vehículo es muy antiguo o su valor de mercado es muy bajo, el coste por pintar el coche con el seguro a todo riesgo puede ser demasiado elevado o no estar cubierto por el seguro.

¿En qué casos no podría pintarme el coche el seguro a todo riesgo?

Aunque los seguros a terceros o terceros ampliado no cubren daños propios, son muchos los propietarios y conductores que creen que es posible pintar el coche con un seguro a todo riesgo sin ningún tipo de sobrecoste.

Aunque es cierto que un seguro a todo riesgo ofrece una amplia cobertura, hay situaciones específicas en las cuales la pintura del coche puede no estar cubierta. Existen casos particulares que se extienden más allá de los límites de una póliza incluso tratándose de un todo riesgo sin franquicia.

Una compañía de seguros de coche divide el coche en cinco partes: frontal, dos laterales, trasera y techo. Es decir, si quisieras pintar el coche entero con un seguro a todo riesgo en el que se cubran tus propios daños, serían necesarios cinco partes individuales para poder reparar íntegramente la carrocería. Una pintura que no saldría rentable de cara a la aseguradora ni tampoco al asegurado. Que tendría que afrontar el pago de una prima desorbitada para afrontar este tipo de costes.

Lo cierto es que hay compañías que ofrecen la opción de pintar el coche entero con una póliza a todo riesgo. Pero sólo tras haber cumplido un número de años de antigüedad en la compañía determinado, y sin haber declarado ningún parte de accidente.

¿Qué puedo hacer para pintar el coche con el seguro a todo riesgo? Pasos a seguir…

Si deseas pintar el coche con tu seguro a todo riesgo, es esencial conocer los pasos para solicitar a tu compañía aseguradora esta reparación. Desde la evaluación de daños hasta la gestión de los trámites con el taller, te asesoramos para que puedas solicitar esta cobertura tan habitual.

Evalúa los Daños: identifica arañazos, abolladuras y cualquier otro desperfecto que desees reparar. Cuanta más información tengas, mejor podrás comunicarlo a tu aseguradora. Es clave para que el perito pueda realizar un estudio completo del vehículo.
Contacta a tu Aseguradora: ponte en contacto con tu compañía de seguros para informar sobre los daños y obtener detalles sobre la cobertura de pintura en tu póliza.
Peritación del vehículo: algunas aseguradoras requieren una evaluación profesional antes de aprobar la reparación.
Programa una cita con un taller de confianza: si pertenece a la red de talleres concertados de tu aseguradora, es probable que puedan realizar una evaluación detallada y facilitarte un presupuesto en el menor tiempo para pintar tu coche con el seguro a todo riesgo.
Obtén la aprobación: una vez que hayas obtenido el presupuesto, envíalo a tu aseguradora para su aprobación. Asegúrate comprobar datos como cualquier franquicia o costes adicionales que puedan aplicarse.
Reparación del vehículo: una vez aprobado, coordina con el taller para programar la reparación. Después de la reparación, realiza una inspección minuciosa para asegurarte de que todos los trabajos se realizaron según lo acordado.
Conserva la Documentación: guarda todos los documentos relacionados con la reparación, incluyendo facturas y cualquier correspondencia con la aseguradora. Esto será útil en caso de futuras preguntas o reclamaciones.

¿Qué consecuencias podría tener pintar el coche con el seguro a todo riesgo?

Aunque pintar el coche esté cubierto por tu seguro a todo riesgo, es importante ser consciente de las posibles consecuencias. En la mayoría de los casos, la preocupación de los conductores gira en torno al aumento en la prima del seguro para el próximo año y la pérdida de bonificaciones que podrían surgir como resultado de presentar un parte por daños en la pintura.

Pagar más por el seguro en el próximo año

Pintar tu coche mediante el seguro a todo riesgo puede ocasionar un aumento en la prima el próximo año. Vamos a analizar por qué sucede y qué medidas puedes tomar para minimizar esta subida en el precio de tu seguro de coche.

En términos generales, lo habitual que al ir dando partes, se aplique una política bonus-malus que pueda provocar una subida del precio de la póliza.

Aunque algunas compañías de seguros como Mutua Madrileña incluyen como parte de sus argumentos de venta la posibilidad de dar una cierta cantidad de partes al año sin riesgo de pasar a la zona Malus y que se eleve el precio del seguro de coche. Otras, como el caso de Verti, ofrecen un seguro a todo riesgo específico – el seguro a todo riesgo «Pintón» – con el que es posible pintar el coche gratis a partir del tercer año, siempre y cuando no hayamos dado partes culpables.

Muchos asegurados optan por acumular partes o adherirse a estas modalidades de seguro a todo riesgo para pintar el coche sin penalizaciones.

Perder bonificaciones

Presentar determinado número de partes por daños en la pintura del coche con un todo riesgo también puede resultar en la pérdida de bonificaciones acumuladas. ¿El motivo?

Siguiendo la lógica anterior, al igual que se penaliza en el precio de renovación del seguro un elevado número de partes, si eres buen conductor, no das partes al seguro, y mantienes un buen historial de siniestralidad, obtendrás una bonificación mayor y conseguirás un mejor precio de renovación del seguro. Es decir, para que puedas ahorrar y renovar la póliza al año siguiente por menos dinero.

Cada aseguradora tiene su propio sistema de bonificaciones para el seguro del coche, por lo que es esencial conocer cuáles son los criterios que se tienen en cuenta y evitar penalizaciones. ¿Son importantes las bonificaciones a la hora de conseguir el mejor precio de seguro de coche? Rotundamente sí.

Y no sólo las bonificaciones para grandes descuentos de hasta el 60% de la prima. Las compañías aseguradoras suelen también aplicar bonificaciones parciales año tras año, de entre el 5% y el 10% en función de la antigüedad en la compañía, historial de siniestralidad y modalidad de seguro elegida.