¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Contacto y ayuda
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
Lunes a viernes de 9:00 a 21:00, y sábados de 9:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

¿Cubre el seguro del coche los fenómenos naturales?

6' seguro coche fenomenos naturales
Raquel Herrero
Raquel Herrero
16/01/2024

Parece que los fenómenos naturales son algo que nos queda lejos, por kilómetros y por estadística. Pero, cuando menos lo esperamos, una DANA inunda el garaje de un bloque de vecinos en Valencia, o un temporal de nieve nos trae trineos de perros circulando por las calles de Madrid entre coches abandonados. Queramos que no, estamos a merced de la naturaleza, también en lo que se refiere al coche. Y, al igual que extremamos las precauciones durante un vendaval que nos hace dar bandazos en la carretera, aseguramos el coche ante posibles riesgos, incluidos los meteorológicos. Si quieres tener las mejores coberturas ante todo lo que pueda pasar, sigue leyendo y aprende cómo funciona el seguro de coche ante fenómenos naturales y meteorológicos.

El seguro del coche y los fenómenos naturales

Los fenómenos meteorológicos y de la naturaleza pueden llegar a ser muy destructivos. Y no hace falta irse a países caribeños para ver los efectos de una fuerte tormenta en una zona urbanizada.

En cuanto al seguro de coche, existen tres grandes posibilidades en cuanto a fenómenos de la naturaleza. Así, tu compañía actuará diferente si se trata de un fenómeno leve o de uno grave. Además, también influirá si los daños en el coche proceden del fenómeno natural en sí, o de desperfectos responsabilidad de un tercero. A continuación vemos todos los casos posibles.

Fenómenos incluidos en las coberturas de tu seguro de coche

La mayor parte de seguros de coche a partir de terceros con lunas incluyen cobertura para fenómenos meteorológicos moderados. El principal ejemplo es la cobertura en caso de granizo o pedrisco, que puede incluirse como parte de las garantías adicionales de muchos seguros a terceros ampliado. Los fenómenos naturales que tu seguro puede cubrirte son los siguientes:

  • Lluvia intensa y granizadas.
  • Vientos de hasta 120 kilómetros por hora.
  • Nevadas, y necesidad de remolque derivada de ellas.
  • Caída de árboles en fincas privadas.
  • Desprendimientos.

Esta lista no quiere decir que tu seguro vaya a cubrir cualquiera de estas situaciones en todos los casos. Más bien estamos hablando de coberturas que la compañía puede incluir. En algunos casos formarán parte de la cobertura de daños propios. En otros, podrás incluirlas en tu póliza a cambio de pagar un pequeño suplemento. Como siempre te recordamos, solo leyendo las condiciones de tu póliza podrás saber si tienes o no una cobertura específica. Y, si estás buscando un nuevo seguro, en el comparador CHECK24 tienes información de todas las coberturas que te ofrece cada compañía para todas las modalidades.

Defectos de terceros derivados de fenómenos naturales

Otra posibilidad es que los daños a tu coche se hayan producido no por un fenómeno natural, sino por sus efectos en un edificio o un recinto. Piensa, por ejemplo, en desprendimientos de tejados, caídas de árboles, rotura de los cimientos de un edificio… Cualquier pequeño fallo estructural puede comprometer una edificación entera y tener graves consecuencias para quien se encuentre cerca, incluyéndoos a ti y a tu coche.

En cualquiera de estos casos, quien se encargaría de darte cobertura es el seguro de esa empresa, edificio o recinto. Cualquier negocio que se precie debe tener un seguro de responsabilidad civil para evitarles grandes desembolsos si ocurre cualquiera de las cosas que estamos incluyendo como ejemplo. Lo mismo ocurre con recintos pertenecientes a ayuntamientos y a comunidades de vecinos: nadie quiere arriesgarse a tener que pagar de su bolsillo daños graves a terceros.

Para todo lo demás, el Consorcio de Compensación de Seguros

Por último y no por ello menos importante, puede ser que tu coche sufra daños por un fenómeno natural que no esté cubierto por tu seguro, ni por el seguro de otros. Eso es lo que ocurriría en caso de riadas, terremotos, temporales marítimos en zonas de costa… En cualquiera de estos casos, entra en juego el Consorcio de Compensación de Seguros. Ya hemos hablado de esta institución en otras ocasiones, y te hemos contado cómo te protege ante actos de terrorismo, acciones de las fuerzas del estado en tiempo de paz y muchas otras situaciones, tanto en lo que se refiere al coche o a otros tipos de seguro.

En el caso concreto de los desastres naturales, antes de reclamar al Consorcio deberás asegurarte de que tu compañía no cubre en tu situación concreta. Será tan fácil como ponerte en contacto con ellos para hacer tu consulta.

Una vez compruebes que puedes reclamar al Consorcio, el proceso a seguir consistirá en preparar la reclamación a esta institución y esperar a que te respondan. Como te imaginarás, si reclamas por un fenómeno natural, no solo recibirán tu solicitud, por lo que debes tener paciencia. A continuación, el Consorcio enviará a un perito para que evalúe los daños que ha sufrido tu coche. Si este profesional decide que los daños son reales, el Consorcio de Compensación de Seguros te indemnizará con las mismas condiciones que te daría tu seguro. Además, si fuera necesario, también se harían cargo de gastos sanitarios, de grúa y de salvamento.

Por tanto, si tu coche asegurado a terceros queda atrapado en una riada y los bomberos tienen que sacarte, el Consorcio te pagará una indemnización por el valor venal de tu coche, y además pagará el coste del rescate a los bomberos y todas las facturas médicas que hayas podido generar, si has sufrido daños físicos.

Desde el año 2016, todas las pólizas contribuyen al Consorcio de Compensación de Seguros. Eso quiere decir que hasta el seguro a terceros más básico aporta al Consorcio, por lo que estarás protegido ante fenómenos naturales y meteorológicos en todos los casos en que se haga cargo esta institución. Además, y en contra de la creencia popular, no deberás esperar a que se declare la zona como catastrófica. Si bien esa declaración facilitará el trámite al Consorcio, tu indemnización no dependerá de ella.

Cuando no cubrirá el Consorcio de Compensación de Seguros

Aunque parezca redundante, queremos recordar que el Consorcio de Compensación de Seguros no cubrirá en ninguno de los casos en los que hemos visto que puede cubrir una aseguradora de libre mercado. Eso quiere decir que, si una granizada destroza la luna de tu coche y tú no tenías cobertura en caso de granizo, deberás pagar la reparación de tu bolsillo, porque no estaría cubierto por el Consorcio. Puede parecer lógico, pero es habitual confiarse en este tipo de situaciones y pensar que el Consorcio se hará cargo siempre.

Seguro de coche y fenómenos naturales: Conclusión

Hasta aquí cómo puede cubrirte el seguro de tu coche ante fenómenos naturales y meteorológicos. Como has visto, las posibilidades son muy amplias. Además, dependiendo de la gravedad de lo ocurrido y de si hay terceros responsables, funcionará de una u otra manera.

Así, al igual que en tantas otras coberturas, te interesa saber qué garantías tienes cubiertas por tu póliza. En CHECK24 podrás comprobar al detalle la protección que te ofrecen más de 25 aseguradoras sobre fenómenos meteorológicos. Tan solo consulta los detalles de la tarifa y podrás ver esta información, y también sobre el resto de coberturas. Comparar seguros de coche es la manera más cómoda, rápida y barata de encontrar el seguro que más se adapte a tus necesidades. Aprovecha, revisa el precio de la póliza de tu coche, ¡y empieza a ahorrar!