¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Contacto y ayuda
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
Lunes a viernes de 9:00 a 21:00, y sábados de 9:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

¿El seguro del coche cubre rayones?

7' seguro del coche cubre rayones
Raquel Herrero
Raquel Herrero
16/01/2024

Ir a recoger el coche del aparcamiento del supermercado, o incluso de la calle, y encontrarse un rayón, es motivo de disgusto para cualquiera. Los arañazos hechos en actos de vandalismo son los que más escuecen, pero los roces hechos por otros coches tampoco son plato de gusto. No son un daño que afecte al funcionamiento del coche, pero suelen ser muy visibles y somos conscientes de ellos cada vez que tenemos que hacer cualquier trayecto. Sin embargo, tenemos una buena noticia: es posible que tu seguro cubra estas reparaciones. Todo dependerá de la modalidad de tu seguro y de las coberturas. A continuación, vemos los casos en los que el seguro del coche cubre rayones, cómo notificar a la aseguradora para que la reparación esté cubierta, y cómo te afectará de cara al precio de renovación.

Qué hacer si te rayan el coche

La reacción inevitable si te rayan el coche, da igual cómo ha ocurrido, es siempre el enfado. Pero antes de dejarte llevar, toma aire y no hagas nada precipitado. Seguro que lo que más quieres hacer en este momento es montarte en el coche e irte a casa, pero todavía hay algo que puedes hacer, de cara a que la reparación te cueste lo menos posible.

  1. No muevas el coche de donde está.
  2. Documenta el estado actual del coche. Revisa el estado completo del vehículo y haz fotos de los rayones y de los golpes.
  3. Comprueba si el culpable ha dejado una nota. En los casos en los que te hacen un arañazo en un aparcamiento, muchas veces el autor del golpe no puede esperar a que vuelvas, así que te dejará una nota con sus datos.
  4. Busca testigos. Si había alguien en la zona que podía haber visto lo ocurrido, te pueden ayudar a identificar al culpable. Pregúntales si han visto lo ocurrido y, si responden que sí, pídeles sus datos para contactarles en el futuro.
  5. Si tu seguro del coche cubre rayones, gestiona el parte. En caso de que no estés seguro de si este es tu caso, a continuación te ayudamos a aclarar tus dudas.

¿El seguro del coche cubre rayones?

Como te imaginarás, la respuesta es que depende. Dependerá, sobre todo, de si eres capaz de identificar al culpable. Pero también entra en juego la modalidad de seguro que tengas contratado. Como ya sabrás, no solo el precio cambia entre un seguro a terceros y un todo riesgo, por lo que cómo de completas sean tus coberturas será un factor determinante en si el seguro de tu coche cubre rayones o no.

Si tienes seguro a terceros e identificas al culpable

Aunque en la cabeza de la gran mayoría de los mortales un roce no sea un siniestro, para las aseguradoras sí entra en esta definición. Y esto supone que, si sabes quién ha raspado tu coche mientras maniobraba, podrás rellenar un parte amistoso y notificar al seguro con normalidad.

Así, si un día vas a recoger tu coche del aparcamiento y te encuentras un rozón en tu coche y una nota en el parabrisas con los datos de contacto del culpable, te resultará fácil hablar con él o ella y aclarar lo ocurrido para arreglar los papeles del seguro.

De esta forma, tu seguro a terceros no cubrirá el arreglo, pero como habéis visto que el contrario ha sido culpable del roce, será su seguro quien pague la reparación de tu coche.

Tienes seguro a terceros, pero no sabes quién ha sido

La otra opción, y la más temida, sería no identificar al culpable del rayón y que tu seguro sea a terceros, o terceros ampliado. Este sería el caso si, en el ejemplo de antes, quien te ha rayado el coche en el aparcamiento no te deja sus datos ni se identifica, o incluso que el rayajo sea hecho a posta en un acto de vandalismo.

En cualquiera de estas situaciones, tu seguro a terceros no cubrirá la reparación del rayón, y tampoco te cubrirá el del culpable porque no hay forma de identificarlo. Y, como ya sabes, el seguro a terceros cubre los daños de las otras partes implicadas en un siniestro, pero no los daños propios.

Tienes seguro a todo riesgo

De todas las opciones posibles en caso de que te rocen el coche, tener seguro a todo riesgo es la más segura para ti. Si tienes seguro a todo riesgo, da igual con o sin franquicia, los rayones en tu coche estarán cubiertos en todos los casos, gracias a la cobertura de daños propios.

Así, si identificas a quien ha dañado tu coche, su seguro se hará cargo como en cualquier otro siniestro. Pero si el autor del rayajo o el rozón se da a la fuga, o si ha sido un acto de vandalismo, por la cobertura de daños propios también te pagarán la reparación.

Exclusiones habituales en seguros

Como es habitual, siempre habrá supuestos que no estarán cubiertos por el seguro en ningún caso. Al hablar de rayones, no estarán cubiertos los hechos por el conductor a posta ni los derivados de negligencias y de un mal mantenimiento.

¿Dar un parte por un rayón me subirá el precio al año siguiente?

La subida del precio del seguro si das partes es una realidad por todos conocida. Pero un parte por un rayón no es lo mismo que por un choque. En la mayor parte de casos se entiende que no son culpa estrictamente del conductor, y las aseguradoras actuarán, en la mayoría de los casos, de alguna de las siguientes formas:

  • Si el culpable del arañazo se identifica, el parte será sin culpa. En ese caso, la mayoría de aseguradoras en España no considerarán necesario subirte el precio, ya que el “accidente” no se habrá producido por tu mala conducción.
  • Cuando el daño en el coche es por vandalismo, o el autor se da a la fuga, sería un parte de daños propios. En este caso, el criterio varía entre aseguradoras. Así, algunas aplican la misma lógica que en un parte sin culpa, y entienden que el parte no se debe a mala conducción por tu parte. Mientras tanto, otras consideran que estás generándoles gasto, por lo que pasas a ser un cliente menos rentable y te penalizan por el sistema malus. Sin embargo, es habitual que las aseguradoras que penalizan por los partes de daños propios sean más benévolas con estos que con los partes con culpa.

¿Merece la pena dar un parte por un arañazo?

Sobre todo en el caso de los seguros a todo riesgo, si merece la pena dar un parte por un arañazo dependerá de si tienes o no franquicia. La franquicia del seguro es, te recordamos, una fórmula que abarata el coste anual del seguro a todo riesgo, a cambio de que tú te hagas cargo de parte del coste de las reparaciones.

En el caso de un arañazo o un golpe sin culpable identificado, como ya hemos visto, será una reparación de daños propios. Y, en estos casos, la franquicia se paga una vez por cada zona del coche afectada, y en función de la gravedad del golpe te pintarán solo la zona dañada o una zona mayor. Así, si tienes un arañazo en una puerta, pagarás la franquicia una vez. Si, por el contrario, te han rayado los dos laterales del coche con unas llaves y tu seguro aplica el criterio de pago de la franquicia por zonas, lo que pagues se pueda duplicar. Esto supone que la parte del arreglo que tú tengas que pagar pueda ser elevada, hasta el punto de que tal vez el seguro no te pague nada.

Esto supone que, en muchos casos, no te merezca la pena dar este parte, ya que pagarás un importe elevado. Resulta más barato, así, pagar tú la reparación por tu cuenta. Además, y como ya hemos visto, cabe la posibilidad de que te suba el precio de renovación, dependiendo de la aseguradora.

No ocurre lo mismo si tu seguro es a todo riesgo sin franquicia ya que, en ese caso, toda la reparación corre a cargo del seguro. Otra cuestión será si te penalizan o no, en cuyo caso deberás tomar la decisión de si das el parte o no con cuidado.

¿El seguro del coche cubre rayones? Conclusión

Un arañazo o un rozón en el coche son solo desperfectos visuales, pero a nadie nos gustan. La suerte es que, dependiendo de la modalidad que tengas, es posible que tu seguro de coche cubra rayones, arañazos y otros daños estéticos.

La clave es elegir el seguro que más se ajuste a tus necesidades. En el comparador de precios de CHECK24 tienes toda la información para decidir cuál será tu siguiente seguro, y sin pagar ni un céntimo de más.

Comparar seguros es la manera más cómoda, rápida y barata de encontrar el seguro que más se adapte a tus necesidades. A través de nuestro comparador podrás realizar toda esta gestión de forma fácil y cómoda. Aprovecha y revisa el precio de la póliza de tu coche y, ¡empieza a ahorrar en el seguro!