Mi cuenta
924 924 050 Contacto y Ayuda
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
Lunes a viernes de 9:00 a 19:00, y sábados de 9:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es
Visita nuestro sitio web de Alemania. Alemania

¿Cómo comparar online?

Comparar seguros online es una manera sencilla, rápida y cómoda de poder analizar todas las pólizas que pueden ofrecerte las distintas aseguradoras sin moverte de casa.

Además, contratar tu seguro online ya es posible gracias a los comparadores, como hacemos en CHECK24.

Existen muchas ventajas a la hora de realizar la contratación de tu coche online. Lo que hace unos años no parecía posible, hoy está a la orden del día.

El uso de internet por parte de la población ha hecho que la gran mayoría de compañías ofrezcan la suscripción de sus pólizas a través de su página web.

Esto es una manera de, no sólo evitar el trámite de tener que desplazarte hasta una oficina física, sino de ahorrar tiempo a la hora de tener que ir aseguradora por aseguradora en busca de precio e información.

Gracias a eso, también han empezado a surgir muchas compañías que no cuentan con una red de oficinas y cuyos trámites se pueden realizar desde su página web o, en su defecto, un número de teléfono.

Todo ello deriva en los comparadores online que recogen la información de la mayoría de las aseguradoras con todas las pólizas que ofrecen.

¿Qué ventajas tiene comparar seguros online?

Una de las grandes ventajas de los comparadores de seguros online es que de un solo vistazo puedes tener de manera clara todas las pólizas disponibles en función de los criterios de búsqueda que hagas.

Los comparadores además tienen en cuenta todas las variables para mostrar todas las posibilidades según las especificaciones del usuario. De esta manera se puede elegir la posibilidad que se ajuste más al presupuesto que queremos junto con las coberturas deseadas.

Permite ahorrar tiempo

Uno de los principales beneficios es la posibilidad de poder ahorrar mucho tiempo a través de la contratación de un seguro por internet.

Como mencionábamos anteriormente, no deberemos desplazarnos a ninguna oficina a solicitar presupuesto. Podemos realizar todos los trámites desde la comodidad de nuestra casa.

Junto con eso, no será necesario realizar continuas llamadas de teléfono para pedir información, con los inconvenientes que esto tiene como largas esperas, insistencia de contratación al momento, etcétera.

Además, al realizar todos los trámites de manera online, no hay horas establecidas para hacer tu comparativa. Puedes comenzar a cualquier hora del día sin ningún horario de atención al público.

Otra ventaja que resaltar es la rapidez de obtener las comparativas. Se tiene que rellenar un simple formulario con los datos del vehículo y del conductor principal, y en menos de diez minutos tendrás todos los resultados en tu pantalla.

Permite ahorrar dinero

El tiempo es uno de los factores que más influyen a la hora de que los usuarios se decanten por contratar vía online. Sin embargo, la cantidad de dinero que pueden llegar a ahorrarse también es determinante para ellos.

Lo primero es que pueden encontrar precios competitivos. El comparador muestra todas las aseguradoras con las que trabaja y su rango de importes. Esto hace visible las ofertas que hay en el mercado frente a lo que el cliente puede estar pagando en su actual compañía.

También, de vez en cuando, las aseguradoras lanzan ofertas que sólo pueden contratarse a través de internet. Por ejemplo, el precio que ves online puede no ser el mismo que te dan por teléfono o en una oficina si la hubiera.

Otro aspecto importante es que te permite conocer el precio final de muchas compañías, sin la necesidad de que sea orientativo. Por ello hay que declarar correctamente los datos y que el precio no varíe de lo que te ofrecen online.

Todo en conjunto te permite descubrir nuevas compañías que desconocías y que se pueden adaptar mucho más a lo que estás buscando, junto con un precio muy competitivo. En CHECK24 puedes realizar un presupuesto y ver con cuántas aseguradoras trabajamos, y conocer más sobre ellas.

Permite elegir la mejor opción

Lo principal es que sabemos que elegimos con conocimiento. No tenemos que quedarnos con la compañía que nos ofrezca el seguro más económico sino con aquella que nos ofrezca más y mejores coberturas por menos dinero.

Algunas aseguradoras pueden coincidir en la cantidad final que te ofrecen o diferir en unos pocos euros, pero el rango de coberturas no tiene por qué ser el mismo. Lo que a unas les parece algo básico, para otras puede ser sólo opcional y cobrar más por incluirlo en la póliza.

Por ejemplo, ¿el seguro tiene seguro de accidentes? ¿Y qué cantidad ofrece en esos supuestos? ¿La asistencia en carretera es ilimitada? Y si no lo es, ¿Qué límite de kilómetros tiene? ¿Qué valor dan en caso de robo o incendio?

No olvidemos que, los comparadores de seguros como CHECK24 no sólo ofrecen una relación de precios entre compañías, sino que te muestra información adicional. De esta manera, como usuario, puedes estudiar de manera cómoda las diferentes propuestas, accediendo a las distintas modalidades de seguros disponibles según tu búsqueda y qué compañías las ofrecen, a qué precio, y lo que incluyen

¿Qué datos necesitas para comparar seguros online?

A la hora de calcular el precio de nuestro seguro de coche comparando online, es importante que los datos que introduzcamos en el cuestionario sean los más precisos y veraces posibles. De esta manera las tarifas que se muestren siempre estarán bien ajustadas a nuestra información y evitaremos sorpresas como modificaciones en el precio o exclusiones de determinadas garantías.

Datos del vehículo

Es muy importante que la compañía conozca perfectamente el vehículo que se va a asegurar. Los datos que se necesitan son:

  • Marca.
  • Modelo.
  • Versión.
  • Combustible.
  • Potencia.
  • Fecha de la compra y de primera matriculación. Estos datos sólo serán necesarios si el vehículo no es nuevo.

Todos los datos de tu coche puedes consultarlos en la ficha técnica o en la tarjeta de inspección técnica. Recuerda que, el primer documento, es una tarjeta verde y es para los vehículos matriculados antes de mayo del 2016. Para fechas posteriores, se ha actualizado a la tarjeta electrónica de la ITV.

Puedes acceder a ella dentro de la aplicación móvil de miDGT.

Datos sobre el uso del vehículo

Estos datos podrás responderlos sin necesidad de revisar ningún documento ya que es independiente de cada cliente.

Las preguntas suelen incidir en:

  • Aparcamiento nocturno del coche.
  • Kilómetros que se esperan recorrer con él al año.
  • Código postal donde suele circular. No debe ser el mismo código que la dirección para el envío de la documentación de la póliza.

Datos sobre los conductores

Las aseguradoras necesitan conocer los datos básicos de la persona o personas que van a conducir el vehículo y declarar un conductor principal que será quien utilice el coche de manera frecuente. Asimismo, habrá que declarar un conductor ocasional si los hubiese.

La información necesaria es:

  • Fecha y país de nacimiento.
  • Fecha y país de expedición del carnet de conducir.
  • NIF o NIE, profesión y estado civil.
  • También pueden preguntar si hay hijos que conviven en el mismo domicilio que el conductor principal.  

Tomador del seguro

Esta figura se refiere al titular del seguro, es decir, la persona que adquiere la responsabilidad de contratar el seguro. Puede ser distinta a los conductores declarados y también puede ser una persona jurídica.

Los datos que se necesitan son muy similares a los del conductor principal:

  • Fecha de nacimiento.
  • Fecha de obtención del carnet de conducir.
  • NIF o NIE.
  • Estado civil.
  • Profesión.

En caso de tratarse de una persona jurídica, sólo se necesitaría el nombre y el CIF.

Datos del seguro anterior

Debemos completar esto sólo en caso de que tengamos seguro actual de este coche u otro en caso de que sea nuevo, o hayamos tenido en los últimos 60 días. En caso de que lo rellenemos, tendremos una bonificación que poder aplicar al presupuesto del nuevo seguro para que nos ofrezcan un precio más económico.

Los datos que se deben aportar son:

  • Nombre de la compañía aseguradora actual.
  • Fecha de vencimiento de este seguro.
  • Años en esta compañía.
  • Años asegurado como titular de seguros de coche (en conjunto con todas las compañías).
  • Partes en los últimos cinco años, si los ha habido y de qué tipo.
  • Multas en los últimos tres años, si los ha habido y de qué tipo.
  • Fecha en la que deseas contratar el nuevo seguro.
  • Tipo de seguro que estás buscando.

Toda esta información la puedes encontrar en la copia de la póliza actual o, en su defecto, en el área de cliente o aplicación de tu compañía actual.

Errores comunes a la hora de contratar seguros online

Ahora es momento de centrarse en los errores que debemos evitar para tomar la elección adecuada cuando contratemos el seguro de nuestro coche.

Primer error: engañar en la toma de datos

El contrato del seguro se realiza en base a lo que se declare en el cuestionario de la página web. Si se responde erróneamente y adrede para ocultar información, y con el objetivo de conseguir un mejor precio, puede haber problemas más adelante. Por ejemplo, que reduzcan proporcionalmente la indemnización que te pertenece en caso o de siniestro o que la compañía se niegue a pagarte esa cantidad.

Además, no hay que olvidar que la información respecto a los siniestros y antigüedad como titular de seguros se mete en SINCO, un fichero histórico del seguro del automóvil, y las compañías lo comparten a través de una base de datos común, TIREA.

Otro error común es no declarar a los conductores menores de 26 años en el contrato, o con menos de dos años de carnet de conducir. Las aseguradoras excluyen de sus pólizas a este tipo de perfiles o encarecen mucho la prima.

Sin embargo, si no se declaran las figuras de estas características y hay un siniestro o accidente con alguna de ellas al volante, la compañía puede reservarse el derecho a no cubrir los daños del coche ni del conductor.

Segundo error: no declarar los extras del vehículo

Ya sea por abaratar el precio en el seguro o por desconocimiento de ello, es habitual no declarar los accesorios que se incorporan de manera adicional a la compra del vehículo. Un ejemplo de ello es el techo solar, pantallas multimedia o llantas de aleación. Esto eleva en gran medida el coste del coche y no suele estar asegurado si no se declara a la compañía.

Algunas aseguradoras cubren hasta una cierta cantidad por los daños en los accesorios opcionales. Sin embargo, si tu entidad no lo incluye o el valor de estos extras es superior a lo que te ofrecen de serie, nos podemos encontrar con que sólo pagan un parte o directamente no lo pagan.

Tercer error: pensar que todas las compañías ofrecen los mismo

Las aseguradoras pueden hacerte creer que una misma modalidad de seguro, terceros ampliado, por ejemplo, ofrecen las mismas coberturas y garantías, y que cubren cualquier accidente o avería que tu coche sufra.

Esta idea es totalmente errónea. El concepto de terceros o todo riesgo, es el mismo para todas las compañías, pero las coberturas que pueden ofrecer muestran gran cantidad de diferencias entre unas y otras.

Ejemplo de ello es el capital de indemnización en caso de robo o incendio. Algunas entidades ofrecen el valor nuevo sólo el primer año, valor venal mejorado a partir del segundo, etcétera. Otros ejemplos son la limitación de kilómetros en caso de asistencia en viaje, cantidad cubierta por el seguro de accidentes, y muchos otros supuestos.

En CHECK24 podrás comparar todas estas coberturas para elegir la mejor póliza revisando todas las coberturas y sus limitaciones.

Cuarto error: fijarse sólo en el precio

A la hora de buscar un seguro para nuestro vehículo, lo más normal es que nos dejemos llevar por la opción más económica. Sin embargo y al hilo del apartado anterior, debemos ser conscientes de que este tipo de pólizas pueden acabar siendo mucho más caras.

Lo primero que debemos valorar son siempre nuestras necesidades según el uso del vehículo, y luego comprobar que nos ofrecen las distintas aseguradoras según el tipo de modalidad que deseemos. Por último, hay que elegir la que más se adapte a lo que pidamos.

La mejor opción es hacer una comparativa a través CHECK24 y escoger entre la mejor opción. ¡El último error a cometer es no usar nuestro comparador para contratar la póliza de tu coche!

Cómo elegir el mejor seguro online para tu coche

A lo largo de esta guía hemos incidido en la elección del tipo de seguro que más se adapte a tus necesidades, pero ¿cómo sabes cual es el que más nos conviene?

Para responder a esta pregunta, primero debemos plantearnos otras relacionadas con tu coche y el uso que le das. Dependiendo de la persona y sus diferentes hábitos, las respuestas serán distintas y el tipo de seguro que escoger, también.

¿Qué antigüedad tiene el coche?

No es lo mismo realizar la contratación de un seguro para un coche completamente nuevo que para otro con varios años. En función de su antigüedad, el valor del vehículo desciende. Teniendo en cuenta eso podrías elegir entre varias modalidades de seguro:

  • Terceros: una modalidad mucho más barata, pero que sólo cubre los daños a terceros.
  • Terceros ampliado: incluye las coberturas anteriores junto a las de robo, incendio y lunas.
  • Todo riesgo: es el más caro, pero te cubre en su totalidad, incluidos los daños propios.

Si eligiéramos un seguro a todo riesgo, debemos comprobar la cantidad con la que se indemniza en caso de siniestro dependiendo de la compañía.

¿Qué extras tiene mi vehículo?

Decíamos que un error era no declarar todos los extras que se tenga instalado tu coche. A la hora de hacerlo, debemos recordar cuáles son aquellos elementos opcionales que tenemos tales como navegador o faros de xenón.

No incluirlos supone que no te cubran esos accesorios, y hacerlo pude hacer que la prima anual aumente. Es por ello por lo que hay que analizar los riesgos y decidir si queremos tenerlos cubiertos o no.

¿Uso el coche a diario?

Primero debemos analizar si el uso que le vamos a dar al coche es diario. La frecuencia con la que conducimos ese vehículo es determinante en las compañías para fijar un precio. Junto con eso, hay que valorar que riesgo de accidentes tenemos respecto a lo que estamos al volante y si merece la pena asegurarnos a todo riesgo, encareciendo la póliza.

Si no tenemos ningún otro vehículo o la posibilidad de transportarte por otro medio, hay que valorar qué ocurriría en caso de siniestro. Cuando hay un accidente, el coche debe quedarse en el taller durante varios días y si existe la necesidad de desplazarnos necesitaremos la cobertura de vehículo de sustitución.

En este caso, hay que comprobar cuantos días te ofrece la aseguradora esta cobertura puesto que los plazos son independientes de cada compañía.

¿Dónde aparco mi vehículo habitualmente?

Tenemos que diferenciar el riesgo que corre un coche a la hora de pasar la noche en la calle, que cuando lo hace en un garaje colectivo o individual. Si el vehículo tiene cierto valor y se aparca en la calle, lo normal es pensar que puede ser robado o vandalizado. Por ello, es recomendable incluir la cobertura de robo en nuestro seguro.

De nuevo hay que fijarse en la indemnización que nos da cada compañía en caso de robo puesto que va ligado a los años que tenga. Hay aseguradoras que te dan el valor de nuevo los primeros años, y otras que te dan el valor venal o de mercado, lo que implica muchas diferencias:

  • Valor de nuevo: es el valor que tendría tu coche en caso de que lo compraras otra vez nuevo, impuestos incluidos. Normalmente se proporciona esta indemnización con valor nuevo en los vehículos de hasta un año. Pasado ese tiempo, se le da un valor inferior.
  • Valor venal o de mercado: Después del primer año, lo normal es que las aseguradoras te indemnicen con el valor venal o el valor de mercado. Es valor venal es el precio de venta del vehículo, lo que obtendrías en caso de que decidieras vender tu coche. El valor de mercado es el precio de compra que incluye tasas, impuestos, etc.

Sin la cobertura de robo, el seguro tampoco cubre los accesorios que salieron de serie y que hayan sido sustraídos.

Otro riesgo a la hora de dejar el coche aparcado en la calle es el de que otro vehículo le dé un golpe y se dé a la fuga, o que lo vandalicen. En esos casos puede que sea conveniente contratar los daños propios y que cubra la reparación.

¿Por dónde suelo circular?

Si los trayectos que vamos a realizar son de larga distancia y los hacemos de manera habitual, debemos mirar que la póliza que contratemos tenga una buena asistencia en viaje. Necesitamos saber si tiene algún límite de arrastre o de kilómetros hasta el taller elegido en caso de que no deseemos pagar una grúa si la avería o accidente ha ocurrido lejos del domicilio.

Sin embargo, si nuestro ámbito de circulación es cerca de nuestra casa y no solemos salir de ese código postal salvo excepciones, lo que más nos conviene es tener una asistencia que cubra desde el kilómetro cero. Algunas compañías excluyen el servicio de grúa si la incidencia ha sido a pocos kilómetros de la residencia habitual.

Por último, si solemos frecuentar caminos no asfaltados, de montaña o no señalizados, debemos elegir una asistencia en viaje para estas vías catalogadas como “no aptas”.

¿Cuál es mi historial de siniestralidad?

Imaginemos que, tras analizar todos los factores, nos decidimos por un seguro a todo riesgo, pero tenemos dudas sobre si elegirlo con franquicia o no. Recordemos cómo funciona la franquicia, y es que, en caso de reparación por un siniestro culpable, debemos pagar el importe establecido en las condiciones particulares.

Contratar un seguro a todo riesgo con franquicia es una buena opción si el uso del vehículo es ocasional o nuestro historial siniestral es impecable. Con el riesgo de pagar una cantidad en caso de siniestro, nuestra conducción mejora, tenemos menos riesgo de siniestralidad y la cantidad que pagamos al año es menor.

Sin embargo, puede interesarnos un seguro que nos cubra todo, como es el seguro a todo riesgo, si hemos tenido algunos percances en los últimos años o vamos a declarar a conductores nóveles.

¿Qué servicio al cliente deseo?

Más allá de las coberturas, un aspecto a valorar es el servicio de atención al cliente que ofrecen las aseguradoras. El número de grúas que prestan al año en caso de asistencia en viaje o si tienen alguna red de talleres con los que trabaje son aspectos que valorar.

También podemos desear una compañía tradicional con su amplia red de oficinas o una asistencia telefónica totalmente gratuita. Que tengan un área de clientes a la que dirigirme en el caso de necesitar algo, una aplicación o un programa de fidelización que premie a los ya clientes.

Cómo te ayuda CHECK24 a contratar tu seguro de coche online

Decíamos que encontrar el mejor seguro para tu coche no es nada fácil. Habría que comparar todas las coberturas, franquicias y demás factores aseguradora por aseguradora. Por suerte, CHECK24 te lo pone fácil y, en tan sólo unos minutos, te permite comparar entre más de 150 tarifas.

Como funciona nuestro comparador

Primero se debe completar un breve formulario con preguntas relativas al vehículo que deseas asegurar, su uso y el conductor o conductores que van a utilizarlo, además del historial de siniestralidad del tomador.

Completados los datos, se envían de manera automática a las aseguradoras que en menos de un minuto nos devuelven los precios de todos los productos. De esta manera podemos sondear con una sola consulta las tarifas de varias compañías al mismo tiempo.

Permite comparar servicios y coberturas

Buscar una prima anual que se parezca a lo que tenías pensado gastarte, no es difícil. Sin embargo y como hemos insistido a lo largo de esta guía, hay que ver que reúna los servicios y coberturas que necesitas.

CHECK24 te permite comparar tres productos entre ellos para ver qué es lo que tienen incluidos de serie, las coberturas opcionales, los valores en caso de siniestro y las cantidades del seguro de accidentes.

Nuestro comparador también tiene la posibilidad de filtrar por las compañías con mejor puntuación ya que clasificamos tanto los servicios que te ofrece la aseguradora como entidad, como sus productos. Esto es muy recomendable si no buscas la póliza más económica sino la que tenga mejores coberturas.

Una vez hayas filtrado y ordenado los productos que te interesan, puedes ver a la derecha las distintas opciones para finalizar la contratación:

  • Solicitar online: puedes introducir tus datos para pasarlos directamente a la aseguradora y contrates sin necesidad de tener que hablar con nadie. Nosotros nos encargaremos de realizar los trámites finales y mandarte la póliza al correo electrónico.
  • Quiero que me llamen: también puedes solicitar que te llame uno de nuestros asesores para explicarte con detalle el producto seleccionado y puedan proceder a la contratación del seguro sin necesidad de llamadas extra.

Debajo de esas dos opciones, tienes un número de teléfono para ponerte en contacto directamente con las aseguradoras junto con el número de referencia del presupuesto.

Resolvemos todas tus dudas

Si te has decidido por una póliza, pero no estás seguro de si realmente es la que más te conviene o de sus coberturas, ponemos a tu disposición un teléfono para hablar con nuestros asesores, un chat integrado dentro del comparador y un número de móvil para poder contactarnos por WhatsApp, en nuestro horario de atención al cliente de 09:00 a 19:00 de lunes a viernes.

Te garantizamos los mejores precios del mercado para tu seguro de coche y estaremos a tu lado durante toda la validez del seguro como corredores que somos.

Ahora que tienes toda la información, anímate a acceder a nuestro comparador y, ¡empieza a ahorrar en el seguro de tu coche!