¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Contacto y ayuda
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
Lunes a viernes de 9:00 a 21:00, y sábados de 9:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

Mantenimiento de un coche híbrido: coste y proceso

6' mantenimiento-coche-hibrido-como-hacer
Patricia Saiz
Patricia Saiz
16/01/2024

Realizar el mantenimiento de un coche híbrido por primera vez puede resultarnos un reto. En especial, si desconocemos los cuidados esenciales para mantener en buen estado un vehículo ecológico. Si eres conductor de un coche híbrido y quieres maximizar su rendimiento, es clave que conozcas algunos consejos sobre revisiones periódicas de un motor dual, gestión de la batería o eficiencia energética. En esta guía CHECK24, te orientaremos sobre mantenimiento preventivo de un vehículo híbrido. Garantiza una experiencia de conducción sin complicaciones, y disfruta de tu apuesta por una movilidad más verde.

Vamos a hablar sobre

¿Cuándo es recomendable realizar el mantenimiento de un coche híbrido?

Empecemos por el principio. Si queremos aprender sobre el mantenimiento de un coche híbrido, primero debemos comprender el funcionamiento y particularidades de este tipo de motores.

Los vehículos híbridos ‘puros’ están formados por un motor de combustión (gasolina o diésel), un motor eléctrico y una batería específica. Es decir, se trata de un tipo de vehículo que combina dos sistemas de propulsión diferentes: un motor de combustión interna tradicional (bloque térmico) y uno o varios motores eléctricos. Ambos sistemas trabajan de manera conjunta para proporcionar energía al vehículo y propulsarlo.

Llevar a cabo un correcto mantenimiento del coche híbrido es vital para preservar su rendimiento y longevidad. Pero ¿cada cuánto debemos realizar el mantenimiento de un híbrido? Se recomienda realizar las revisiones periódicas de un coche híbrido al año desde la fabricación o 10.000 a 15.000 kilómetros, aunque este intervalo es orientativo y varía en función del modelo, la antigüedad del vehículo y las condiciones de conducción.

Posteriormente, la recomendación es realizar el mantenimiento de un coche híbrido cada 30.000km – al igual que sucede con los vehículos diésel o gasolina. Y es que aunque los HEV (Hybrid Electric Vehicles) o «híbridos» de toda la vida tienen particularidades mecánicas propias, en cuestiones de mantenimiento mecánico, comparten recomendaciones generales con los coches de combustión tradicional.

En el mantenimiento del coche híbrido debemos prestar especial atención a la batería, sistema de frenos y fluidos, realizar los cambios de aceite indicados según las recomendaciones del fabricante y verificar la eficiencia del sistema de propulsión eléctrica. Un mantenimiento regular garantiza que nuestro coche híbrido funcione de manera óptima, maximizando la eficiencia y seguridad en cada desplazamiento.

Guía para realizar un correcto mantenimiento coche híbrido

Si queremos cómo hacer un correcto mantenimiento de coche híbrido, la clave está en centrarnos en la causa por la que lo definimos como «híbrido». Ya que un motor combinado o que «hibrida» dos motores diferentes, exige cuidados específicos de los componentes que permiten este funcionamiento (la batería eléctrica, el inversor, el convertidor de energía…), así como otros cuidados clásicos de los vehículos de combustión tradicional.

Manual específico de tu coche híbrido

Como es probable que ya hayas adivinado, no existe un manual universal de mantenimiento para un coche híbrido. Ya que cada vehículo es único, y su mantenimiento y cuidado también debe serlo. Sin embargo, existen unas recomendaciones que son aplicables al mantenimiento del coche híbrido, y de cualquier vehículo en términos generales.

Verificar elementos del sistema híbrido
Cambios de aceite, fluidos y filtros
Revisar batería, frenos y neumáticos
Evaluar sistema de escape

Verificar el sistema híbrido

El sistema de un coche híbrido incluye la batería híbrida, el inversor, el convertidor de energía y otros componentes menores. La verificación de este sistema es un aspecto crucial en el mantenimiento de un coche híbrido. Ya que aunque este tipo de vehículos comparten algunas características de mantenimiento con los convencionales, como cambios de aceite y revisión de frenos (que veremos más adelante), el sistema híbrido introduce componentes específicos que requieren revisiones propias.

El mantenimiento regular del sistema híbrido no solo asegura un rendimiento eficiente, sino que también contribuye a prevenir posibles problemas a largo plazo, maximizando así la durabilidad y eficacia del coche híbrido.

Cambio de aceite, fluidos y filtros

En el mantenimiento de coche híbrido, el cambio de aceite, fluidos y filtros es vital para asegurar un rendimiento óptimo del vehículo. La clave está en seguir las recomendaciones del fabricante, que suelen ser algo más específicas en los vehículos ecológicos que en los vehículos convencionales de combustión térmica.

Estos mantenimientos en un sistema híbrido se centran en la eficiencia, por lo que el uso de los lubricantes adecuados es una recomendación esencial. Además, el cambio de los fluidos de manera regular contribuye a preservar la integridad de los componentes, evitar su deterioro y mejorar su durabilidad.

No podemos olvidarnos de los filtros, encargados de mantener limpio el sistema del vehículo, y protagonistas destacados en cualquier buen mantenimiento mecánico.

Revisar batería, frenos y neumáticos

En el contexto del mantenimiento de coche híbrido, la revisión de la batería, frenos y neumáticos es fundamental para garantizar un funcionamiento seguro y eficiente.

Durante cualquier servicio de mantenimiento del coche híbrido, es importante evaluar la salud de la batería híbrida. Esto implica comprobar su rendimiento, capacidad y estado de carga.

La batería es el corazón del sistema híbrido, por lo que su inspección regular es crucial. Verifica niveles, estado y rendimiento para prevenir posibles problemas. Además, se deben inspeccionar los sistemas de propulsión eléctrica y de combustión interna para garantizar un funcionamiento correcto.

Los frenos, especialmente regenerativos – que nos permitirán optimizar el consumo y mejorar la eficiencia – requieren especial atención. Examinar el desgaste de las pastillas y discos nos permitirá conservar una capacidad de frenado correcta. Lo que resulta de vital importancia en términos de seguridad vial.

Además, la revisión de neumáticos debe estar incluida en todo buen mantenimiento de un coche híbrido. Verificar la presión y evaluar el desgaste regularmente, nos permite optimizar la eficiencia y seguridad de nuestro vehículo.

Verificar sistema de escape

La revisión del sistema de escape no debe pasarse por alto en el mantenimiento de un coche híbrido. Aunque los vehículos híbridos tienden a producir menos emisiones por lo que ofrecen a los conductores una opción de movilidad más eficiente, mantener el sistema de escape en óptimas condiciones sigue siendo crucial.

Inspecciona regularmente elementos como el catalizador y el tubo de escape para detectar posibles fugas o corrosión. En algunos casos será suficiente con una comprobación visual, mientras que en otros es posible que tengamos que programar revisiones en talleres oficiales.

Estos problemas, aunque menos comunes en coches híbridos, pueden afectar el rendimiento y la eficiencia. Un sistema de escape en buen estado garantiza que nuestro coche híbrido continúe funcionando de manera limpia, eficiente y respetuosa con el medio ambiente.

¿Cuál es el coste de mantenimiento de un coche híbrido?

Muchos conductores se preocupan sobre el coste medio del mantenimiento de un vehículo híbrido. ¿Es más caro mantener un vehículo híbrido que uno tradicional?

El coste de mantenimiento de un coche híbrido puede variar según diversos factores como la marca, modelo, año y kilometraje del vehículo. En general, los coches híbridos suelen tener costes de mantenimiento muy similares a los vehículos de combustión térmica tradicionales, aunque poseen algunos componentes específicos como las baterías, que pueden resultar más caros de reparar o remplazar.

Sin embargo, aunque el mantenimiento de un coche híbrido incluye cuestiones clásicas como cambios de aceite, revisión de frenos o cambio de neumáticos, la regeneración de energía en la frenada y el menor desgaste del motor de combustión interna se traducen en ahorro a largo plazo.

Recomendaciones y consejos de mantenimiento coche híbrido

Lo primero y más recomendable es revisar las pautas del fabricante, y realizar los servicios de mantenimiento programados para optimizar la eficiencia y prolongar la vida útil del coche híbrido. Estas revisiones permitirán ampliar enormemente la durabilidad y eficacia de tu coche híbrido a lo largo del tiempo.

Conocer cuál es el correcto mantenimiento de un coche híbrido, nos permitirá seguir disfrutando de una conducción eficiente, y el alto estándar de calidad y seguridad que caracteriza a estos vehículos ecológicos.